Fiesta

Marcador de cuenta atrás para el Cascamorras

  • Baza cuenta con una nueva instalación permanente en la que se recuerda lo que queda para la cita del 6 de septiembre

Marcador de cuenta atrás para el Cascamorras Marcador de cuenta atrás para el Cascamorras

Marcador de cuenta atrás para el Cascamorras

Si hay en Baza un lugar emblemático para la Fiesta de Interés Turístico Internacional del Cascamorras es el entorno de los Caños Dorados, zona monumental con una fuente construida en 1607, junto a la Puerta del Peso o de La Puente, ubicada en el acceso sur a la vieja medina árabe, en el camino real de Lorca, donde se proporcionaba agua a bastetanos y visitantes, así como tenía funciones de abrevadero para sus cabalgaduras.

Una fuente en la que cada año recibe su baño ritual el Cascamorras que llega a Baza cuando, camino del Templo de la Piedad, es introducido en ella por los hombres y mujeres que lo pintan y jalean, en lo que es una de las estampas más bellas de esta fiesta, tras la que se realiza una de las juras de bandera con las que se jalona la carrera que lleva a Baza al accitano, en su imposible misión de llevarse a Guadix a la patrona de Baza, la Virgen de la Piedad.

Unos momentos que plasmó Guadalupe Sánchez en una bella fotografía que ha servido como base para una instalación que acaba de inaugurarse en Baza, en la que se incluye un reloj que va contando los días, horas, minutos y segundos que faltan para la llegada de un nuevo Csacamorras a la ciudad bastetana.

A la inauguración acudieron el alcalde bastetano, Pedro Fernández, y varios concejales de su equipo de gobierno; el Cascamorras 2019, Antonio Vera, y el que lo será en 2020, José Antonio Escudero; una representación de la Hermandad de la Virgen de la Piedad con su nueva Hermana Mayor, Mª Piedad Checa, al frente y la directiva de la Asociación Multicultural Cascamorras Baza, que preside Ricardo Cañabate, así como un numeroso grupo de personas que quisieron vivir este momento.

El primer edil bastetano se mostró impactado tras descubrir esta instalación y reconoció que no podía haberse hecho mejor, ni en mejor ubicación, asegurando que es algo que será un emblema para la ciudad.

Antonio Vera, por su parte, expresó su contento por verse en esa imagen, portando la bandera de la Virgen de la Piedad que da sentido a este evento, algo que le unirá aún más a una ciudad de Baza que ocupa un importante lugar en su corazón.

La iniciativa ha partido de la Asociación Multicultural Cascamorras Baza, una entidad que cuenta ya con casi millar y medio de asociados que no pagan cuota alguna y que ha realizado un importante esfuerzo económico para sufragar esta instalación. En palabras de su presidente, esta asociación pretende que la ciudad disponga de un recurso que es común en otras grandes fiestas de la geografía mundial, con el fin de promocionar el Cascamorras entre bastetanos y visitantes, así como hacer de esta instalación un recurso turístico más que difunda las excelencias de esta fiesta y a la propia de ciudad de Baza, a la que acuden miles de personas de todo el mundo, cada seis de septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios