Tradición y cultura

Motril y Almuñécar derrochan pasión por sus patronas en el día grande de sus fiestas

  • Cientos personas acuden a las procesiones de las dos poblaciones más relevantes de la Costa Tropical

Una imagen de la procesión de Motril. Una imagen de la procesión de Motril.

Una imagen de la procesión de Motril. / Alba Feixas

Un año más, la jornada del jueves volvió a ser sinónimo de fiesta y fervor popular en las dos poblaciones más relevantes de la Costa Tropical. La tradición, la cultura y la devoción se dieron la mano para celebrar el día grande de Motril y de Almuñécar.

Miles de personas, llegadas de diferentes puntos de la comarca granadina, disfrutaron ayer del día grande de las fiestas patronales de Motril y Almuñécar, participando en las salidas procesionales de las imágenes de Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza Coronada y la Virgen de la Antigua Coronada, respectivamente, y acompañándolas en todo momento del recorrido, en el caso de la ciudad sexitana también por mar.

Motril comenzó pasadas las 21:00 con la salida desde el Santuario del Cerro para continuar recorriendo diferentes calles de la ciudad, acompañada siempre por una multitud de gente que incluso corría de un sitio a otro para ver a la Virgen en diferentes sitios del municipio.

Devotos de Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza Coronada procesionan. Devotos de Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza Coronada procesionan.

Devotos de Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza Coronada procesionan. / Alba Feixas

Y es que eran cientos los fervorosos que se agolpaban rato antes de su salida a los pies del Cerro de la Virgen para ver de cerca a la 'Virgen morena' de los motrileños y procesionar junto a ella como cada tradicional 15 de agosto. Motril pondrá el broche final a sus fiestas patronales hoy con el espectáculo piro-musical en la Playa de Poniente, previsto a las 23:00.

En el caso de Almuñécar, con la procesión marítimo-terrestre, el día más grande de sus fiestas patronales, que se vienen celebrando desde el pasado viernes 9 de agosto, con un sinfín de actividades y con el gran castillo de fuegos artificiales, con el que se puso punto y final a unas fiestas declaradas de Interés Turístico de Andalucía, y cuyos primeros datos de celebración se datan en 1578, según el profesor e historiador, Miguel Luis López-Guadalupe Muñoz.

El espectáculo, que dio comienzo cuando la barca de la Virgen de la Antigua pasó los Peñones del Santo rumbo a la playa Puerta del Mar, tras ser embarcada en la playa de San Cristóbal, congregó a miles de turistas de varias partes de la provincia y Andalucía.

Un pirodiseño musical artístico, obra del motrileño y dueño de la empresa Pirotecnía Martín Diego Salado Martín, con más de 2400 órdenes de lanzamiento y una decena de pistas que seguían el ritmo musical de diferentes temas y que amenizó los casi 20 minutos del montaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios