Provincia

Pesadilla en Cumbres Verdes: cinco meses de abandono por 'tierra y aire'

  • Los vecinos denuncian cortes continuos de la línea telefónica y la señal de internet, además del empeoramiento de la carretera de acceso

Comentarios 2

Parece imposible que un asentamiento de viviendas a unos once kilómetros de una ciudad como Granada viva prácticamente aislada en la era de las telecomunicaciones. Pero basta con repasar la odisea que viven los vecinos de la de Cumbres Verdes, en La Zubia, desde el pasado mes de noviembre. La demanda histórica de que se arreglen las deficiencias de la carretera de acceso a esta urbanización, situada en pleno Parque Natural de Sierra Nevada, se une ahora a las exigencias de los vecinos para que se solucionen los problemas de incomunicación que están sufriendo desde hace cinco meses. Los continuos cortes en las líneas de teléfono (fijos y móviles) y de la señal de internet complican el día a día de una zona residencial donde viven unas 300 personas.

Los vecinos de Cumbres Verdes están ya al límite de su paciencia después de haber explorado todas las vías administrativas y políticas para que se les escuche. El pasado mes de noviembre informaron a la compañía que da cobertura a la zona de los apagones de línea que estaban padeciendo y la solución que recibieron fue darles un nuevo servicio de radiofrecuencia. Sin que tuviera consecuencia alguna. "El nuevo contrato ADSL no ha venido a resolver el problema, lo ha empeorado porque los cortes son frecuentes en teléfonos móviles y fijos y el internet baja su velocidad por la tarde y la noche" asegura el portavoz de la junta directiva de la urbanización de Cumbres Verdes, Manuel Brazuelo.

"Además de a la compañía, hemos presentado ya varias quejas al Ayuntamiento de La Zubia y a otros organismos porque no es normal que un lugar ubicado en pleno Cinturón de Granada y donde pagamos los mismos impuestos y las mismas tarifas tengamos tan mala comunicación", señala María José Cuevas, que tiene a sus dos hijos viviendo a muchos kilómetros de España y con los que tiene bastantes problemas para comunicarse. "Estoy temiendo que un día pase algo grave y no tengamos forma de llamar", señala esta vecina.

Con el añadido de que la carretera que llega a la urbanización se encuentra en un pésimo estado. El asfaltado presenta en todo su recorrido todo tipo de defectos, desde pozos a resaltos que obligan a cambiar de carril y que se han agravado con los efectos de los últimos temporales. "Los festivos y fines de semana son muy peligrosos, ya que por esta carretera transitan muchos visitantes del Parque Natural y de los merenderos, restaurantes y hoteles de la zona", relata Manuel Brazuelo otra de las grandes preocupaciones de los más de 300 vecinos de Cumbres Verdes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios