innovación en las costas

Preparados para la llegada masiva de bañistas

  • El dron es un elemento en auge en la vigilancia de las playas que puede emitir información sobre una situación de riesgo, vigilar el litoral o localizar personas

  • Está pendiente su legislación

Preparando los drones para la jornada de formación. Preparando los drones para la jornada de formación.

Preparando los drones para la jornada de formación.

No sólo las playas se remozan de cara a la próxima campaña de verano, sino que mientras que se van acondicionando las infraestructuras costeras de cara a la temporada estival, también las personas que pueden estar a cargo de la seguridad de las mismas se van preparando. Granada Hoy asiste a una jornada en la que se forma a socorristas acuáticos especialistas en playas para que tengan bajo control todas las situaciones que les puedan surgir con la llegada masiva de bañistas al litoral granadino.

Carchuna. Playa de la Perla de Andalucía. 09:00 horas. 10 participantes, entre los que se encuentra una mujer, Davinia. Tras las clases teóricas salen al mundo real, donde se van a encontrar situaciones prácticas que les ayudarán a afrontar otras futuras.

En estas semanas no sólo se preparan las playas sino también el personal que las vigilarán

A pesar del fuerte oleaje se meten en el agua para comprobar las técnicas y materiales que se utilizan en las playas. "No es lo mismo trabajar en una piscina que en una playa, donde se puedan encontrar una condiciones climatológicas determinadas o corrientes del agua", comenta David Orihuela, coordinador de la Escuela de Rescate y Salvamento Serviola, que organiza el evento junto con K-38 Spain.

Las condiciones meteorológicas este día están en contra, lo que supone una dificultad añadida para los participantes. Tienen que tirarse al agua sí o sí, pues deben estar preparados para actuar en una emergencia y más si hay grandes olas, pues son factores que pueden dar lugar a situaciones críticas.

Orihuela dice que el fuerte oleaje les viene "muy bien para que ellos experimenten cómo hay que actuar en un momento de intervención peligroso, con un oleaje de bandera casi roja y así poder hacer un ejercicio de simulación muy bueno".

Davinia Martos valora positivamente la experiencia, al "estar rodeada de compañeros y profesionales que siempre dan una mano para salvar y ayudar", y que ha aprendido que "rendirse para nada puede ser una opción en ningún tipo de situación", sobre todo cuando se trata de salvar vidas.

Así, explica que en primer lugar estos jóvenes aprenden a "interpretar el mar", como la cadencia de olas o las temidas corrientes de retorno. Se les enseña qué es lo que tienen que vigilar en una playa "dado que es un factor de riesgo porque no es nuestro entorno y en muchas ocasiones hay bandera roja, pero los bañistas no hacen caso de esa prohibición y aquí no hay cultura de socorrismo ni se respeta en algunos casos al socorrista; ni la propia Administración apuesta por ellos", lamenta Orihuela, que menciona que se está empezando a exigir en algunos municipios, pero que "no se hace mucho en esta zona" a pesar de los riesgos que puede entrañar.

Se empiezan a familiarizar con la tabla de paddle surf de rescate y el carretel, que es un elemento importante en su trabajo. "Es una línea de vida entre el socorrista que se tira al agua y los que hay en tierra de apoyo, como si se tratara de un cordón umbilical, pues continuamente están en contacto por si tuvieran que tirar de él para sacar con una técnica específica a la víctima". También conocen el tubo y la lata de rescate con técnicas adaptadas a las playas, la propulsión con aletas y la organización del trabajo en equipo. Los alumnos abren los ojos todo lo que pueden ante tantos elementos nuevos.

Pero los más novedosos son los drones. Les llama muchísimo la atención estos objetos 'voladores' que están de moda y que se prevé que serán habituales en poco tiempo en playas y en labores de emergencia, por lo que David Orihuela no quería que faltaran en esta jornada. "Los hemos traído para hacerles ver que es un sistema que cada vez se está integrando más en los servicios de urgencias y emergencias y el dron adaptado a la playa es un elemento muy bueno de vigilancia dinámica, pues puede recorrerse la costa de punta a punta y hacer una vigilancia de la misma", señala.

"Los drones controlan en zonas de riesgo o dan información en tiempo real de algún suceso, como por ejemplo que se ha tirado un socorrista en un rescate con varias víctimas y emite imágenes para dar información al coordinador de playas para que tome decisiones en ese mismo momento", añade el coordinador.

Enrique Rodríguez, de la empresa Zenit Drones, explica que "más que el dron en sí, lo importante es que puede llevar elementos de auxilio, como salvavidas o cámaras de alta definición o termográficas". En este último caso, contribuyen a localizar a personas a través del calor, incluso aunque no haya luz.

Asimismo, comenta que se trata de "una tendencia de cara a futuro y que a corto plazo se espera que salga la normativa al respecto, incluso se habla de antes del verano". Por lo que quizás antes de lo que espera se haga más que habitual verlos en esas playas de las que muchas veces se habla de su estado y equipamiento material, pero que lo más importante es que sean seguras y estén bien vigiladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios