comarcas

Susana Díaz visita Fornes para oficializar su independencia

  • La presidenta de la Junta asegura que destinará recursos suficientes para combatir el "fantasma del despoblamiento"

La presidenta, ayer en su visita granadina. La presidenta, ayer en su visita granadina.

La presidenta, ayer en su visita granadina. / junta

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que firmó ayer en Fornes su segregación de Arenas del Rey, consideró que es de justicia su nueva condición de municipio y se comprometió a ayuda y fondos económicos para combatir el "fantasma de la despoblación". Díaz dio oficialidad al acuerdo alcanzado esta semana en el Consejo de Gobierno por el que Andalucía cuenta con ocho nuevos municipios por segregación de sus términos municipales matrices, entre ellos Fornes, con lo que el número total que integran la comunidad se eleva ya a 786.

La presidenta de la Junta ha recordado que Fornes, hasta ahora Entidad Local Autónoma (ELA) dependiente de Arenas del Rey, llevaba 45 años "peleando" por ser un municipio andaluz más, un trámite complicado por una ley estatal que no entendía la realidad de los pueblos del conjunto del país.

La presidenta afirmó que ayudará al pueblo para garantizar los servicios públicos

Recalcó que la segregación de Fornes permite hacer justicia con sus vecinos y que el camino para este hito se ha visto allanado por el empeño de su alcaldesa, Ana Belén Fernández, de los funcionarios locales que han demostrado su capacidad, y de la Diputación con su presidente, José Entrena, al frente. "Sabía que teníamos que hacer justicia y hemos hechos justicia", resumió Díaz, que recalcó que en Andalucía no se sigue una cuestión de números ni de tamaños.

"Soy la presidenta de los pueblos grandes y de los pueblos chicos y tengo que garantizar que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades vivan donde vivan", ha resumido la presidenta del Gobierno andaluz, que ha comprometido el apoyo de su ejecutivo y el "cariño y calor" también de la Diputación y el Gobierno central, representados en el acto.

Díaz ha destacado que la Junta ayudará a Fornes en el camino de transición hasta las próximas elecciones locales para garantizar la prestación de servicios públicos de manera autónoma, para lo que ha comprometido que esa ayuda llegará con recursos y apoyo para que sus vecinos sientan que la lucha y el camino mereció la pena. La presidenta de la Junta ha colocado como reto que los vecinos logren que los chavales quieran quedarse en el pueblo y ha asegurado la permanencia de la escuela para "ahuyentar el fantasma de la despoblación".

"Mi primer compromiso es con los colegios rurales de Andalucía porque cuando se cierra un colegio, se apaga un pueblo", detalló Díaz, que dijo que Fornes contará además con planes de empleo, ayudas de la ley de la Dependencias y apoyo al sector agroalimentario que tanto contribuye al buen nombre de Andalucía. Anunció que la Junta pagará desde el primer día la PAC y que trabajará para facilitar la incorporación de jóvenes y mujeres al sector agrícola y ganadero, con sueldos y salarios dignos.

Además, La presidenta de la Junta, Susana Díaz, subrayó su compromiso con los colegios rurales de Andalucía pues entiende que "una vez que se cierra un colegio rural se apaga un pueblo" y para así "ahuyentar al fantasma de la despoblación" en las zonas rurales de la comunidad autónoma. "Quiero que tengáis la garantía y la seguridad de que voy a seguir peleando por la educación pública en las zonas rurales", afirmó la jefa del Ejecutivo andaluz durante una visita a la localidad granadina de Fornes con motivo de su constitución como municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios