Provincia

Valderrubio logra su independencia después de una década de espera

  • El pleno de Pinos Puente, que hasta ayer era la localidad matriz, aprobó por unanimidad la segregración de la ELA, que cerrará el proceso con el visto de la Junta y Diputación

Comentarios 3

Valderrubio ya es un municipio en sí mismo. Para los lugareños ya lo era desde hace mucho tiempo pero ayer se dio un paso definitivo -aunque no el último- para que oficial y administrativamente lo sea. En el pleno celebrado en Pinos Puente (municipio matriz del que dependía) se aprobó por unanimidad que la Entidad Local Autónoma (ELA) pueda segregarse.

La reivindicación era histórica, de hecho el municipio lleve más de diez años de espera. Es más, la alcaldesa de la ELA, Francisca Blanco, dice que la intención vecinal puede remontarse hasta 500 de años atrás "por eso este día -por ayer- es tan importante para nosotros". El debate en el pleno fue constructivo y en él se recordaron todos los puntos a favor para que se aprobara dicha segregación. En un primer momento su independencia no era posible porque la Ley de Régimen Local no permitía la separación a municipios con menos de 2.500 habitantes y Valderrubio cuenta con 2.200, pero con el cambio de la ley el camino se despejó de obstáculos y se abrieron más posibilidades.

La alcaldesa cuenta que en ese momento empezaron a primar aspectos en los que el pueblo era fuerte, es el caso de las infraestructuras o la prestación de servicios a los residentes. "Llevamos mucho tiempo trabajando por esta segregación así que nos hemos preparado bastante en ese aspecto para estar al nivel", comenta y añade, "en Granada provincia hay 94 pueblos que tenían menos de 2.500 habitantes y que habían logrado su independencia así que ahora lo teníamos un poco más fácil".

En cualquier caso, este paso no es el definitivo. Con el "sí" del Ayuntamiento de Pinos Puente, ahora tienen que acudir a la Junta de Andalucía, el Consejo Consultivo y la Diputación Provincial de Granada que analizará la liquidación del presupuesto de la ELA de los tres últimos años, una memoria de gestión desde que pasara a ser una Entidad Local Autónoma para así valorar sus infraestructuras y servicios y dar luz verde al proceso, aunque la alcaldesa confía en que todo salga bien ya que las dos primeras instituciones, básicamente, tienen que comprobar la aprobación en el pleno que avala el buen funcionamiento de la ELA durante este tiempo y en el caso de la Diputación ya transmitió hace unos meses su intención de no oponerse a este proceso y dar su visto bueno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios