La combustión de un brasero, causa del incendio que ha dejado tres muertos en Granada Tragedia en Dehesas Viejas: el matrimonio y su hijo murieron por inhalación de humo al quedar atrapados por el incendio

  • Era una familia muy conocida ya que regentaba una herrería en el pueblo, donde se han decretado tres días de luto oficial

  • La combustión de un brasero, según los primeros indicios, provocó las llamas que han destrozado el salón de la vivienda

Inhalación de humo tras la combustión de un brasero, la causa del incendio que ha dejado tres muertos en Dehesas Viejas Inhalación de humo tras la combustión de un brasero, la causa del incendio que ha dejado tres muertos en Dehesas Viejas

Inhalación de humo tras la combustión de un brasero, la causa del incendio que ha dejado tres muertos en Dehesas Viejas / Miguel Ángel Molina (EFE)

José Utrilla y Antonia Roelas era un matrimonio de ancianos muy conocido en Dehesas Viejas, un pequeño municipio situado a unos 50 kilómetros de Granada, de apenas 700 habitantes en el que habían regentado durante décadas una herrería. Tras su jubilación, uno de sus cuatro hijos Javier, de 50 años, había heredado el negocio familiar. Hace días que la herrería de la familia Utrilla permanecía cerrada. Javier padecía una dolencia de cadera por la que tuvo que ser operado y, por consecuencia, darse de baja ya que apenas tenía movilidad. Sin embargo este viernes la herrería continuaba sin abrir, pero el motivo era distinto. Tanto él como sus padres fallecieron de madrugada un incendio que se desencadenó en su domicilio y del que, pese a intentarlo, no pudieron escapar.

Los tres vivían en una casa de la calle Carril de Dehesas Viejas donde, pasada la media noche de este jueves, la combustión de un brasero eléctrico, según los primeros indicios de la investigación, habría provocado un incendio.

Las llamas destruyeron la zona del comedor, así lo han confirmado a este diario fuentes de la investigación. Sin embargo, pese a que el fuego no llegó a expandirse por otras habitaciones, la ubicación de la dependencia afectada según la disposición de la vivienda habría impedido que sus ocupantes, pese a ser conscientes de lo ocurrido e intentarlo, pudieran escapar: terminaron pereciendo asfixiados por el humo. Una tragedia que se habría desencadenado a la una de la madrugada de este viernes y de la que nadie se percató hasta seis horas después.

Un vecino avisó a Emergencias a las siete de la mañana pero el incendio se produjo a la una de la mañana

Pasadas las siete de la mañana, un vecino de la citada calle –la principal vía de Dehesas Viejas– comprobó lo que parecía algo de humo que salía por una de las rendijas de la puerta de la vivienda de la familia Utrilla. Sin embargo, nada en la fachada hacía pensar los que había ocurrido en su interior. La primera reacción de este vecino fue comprobar si había alguien, pero al ver que nadie respondía alertó al Servicio de Emergencias 112.

Apenas unos minutos después del aviso, llegaban hasta el lugar los agentes de la Guardia Civil. Trataron de tirar la puerta de la entrada para poder acceder a la misma pero, por más que lo intentaron, no lo lograron, lo que les obligó a tener que esperar, un cuarto de hora más, a la llegada de efectivos de la dotación de Bomberos de Iznalloz. Cuando lograron entrar en la vivienda ya era tarde.

Familiares y vecinos de las víctimas de Dehesas Viejas. Familiares y vecinos de las víctimas de Dehesas Viejas.

Familiares y vecinos de las víctimas de Dehesas Viejas. / G. H.

Las llamas, tras haber consumido los muebles del salón y el aire que había dentro del domicilio, estaban prácticamente apagadas y aún seguí saliendo humo. En una habitación yacían los cuerpos de José y Antonia, de 84 y 77 años respectivamente, que se habrían despertado y habrían intentado levantarse para escapar, pero la continua exposición al humo hizo que fallecieran sin poder escapar.

En un principio, los efectivos creían que eran las únicas víctimas, sin embargo, nos minutos después, en otra habitación era encontrado Javier, de unos 50 años, por el que tampoco se pudo hacer nada por salvarle. Él también se percató de que algo estaba sucediendo pero la poca movilidad que tenía a consecuencia de sus dolencias fue la principal barrera para que pudiera salir de la cama. El humo, al igual que con sus padres, había hecho el resto.

La noticia no tardó en extenderse por este pequeño municipio y saltar primero a Granada capital, donde vive otra de las hijas del matrimonio, así como a Mallorca, donde residen las otras dos, quienes según ha podido saber este diario, trataron de buscar el primer vuelo para desplazarse hasta Dehesas Viejas. Allí, frente a la vivienda, se abrazaban sus familiares y vecinos rotos por una tragedia que, según indicó la alcaldesa del municipio, Lucrecia Rienda (IU) a este diario, ha consternado a toda la localidad.

A las nueve de la mañana, cada vez eran más lo que se iban acercando hasta los alrededores de la vivienda donde Bomberos aún se encontraba tratando de airear y refrescar la vivienda para que los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, encargada de la investigación, pudieran recabar las pruebas necesarias para confirmar las causas del incendio. Si bien, todo apunta a que fue la combustión de un brasero eléctrico, que afectó al sofá del salón de la vivienda, lo que habría desencadenado los hechos.

Bomberos y guardias civiles, a la entrada de la casa. Bomberos y guardias civiles, a la entrada de la casa.

Bomberos y guardias civiles, a la entrada de la casa. / Miguel Ángel Molina (EFE)

"Por cómo ha sido el incendio, por la ubicación, dos de los ocupantes no han podido escapar porque había que atravesar unas dependencias dentro y no han podido", aseguró a este diario el jefe del Consorcio Provincial de Bomberos, Baldomero Álvarez.

"Cuando nosotros llegamos ya no había llamas pero afectó a toda la zona del comedor. El incendio estuvo durante bastantes horas activo y se va consumiendo y casi apagando solo. Cuando llegamos a los 15 minutos de que se nos active, seguía saliendo humo pero ya quedaba muy poca parte activa del incendio", aseguró Álvarez.

"Era una familia muy conocida porque regentaban una herrería y, aunque el matrimonio ya estaba jubilado, seguía su hijo con el negocio", manifestó Rienda tras acercarse a la vivienda, que además confirmó que lo ocurrido "según nos han dicho los Bomberos, ha sido un incendio porque ha sido como una combustión en la que no ha habido grandes llamas, por eso no se ha dado cuenta nadie de que estaba ardiendo la casa".

Asimismo, la alcaldesa confirmó que se han decretado tres días de luto oficial en los que las banderas ondearán a media asta, así como se ha suspendido la programación lúdico-festiva para este fin de semana en Dehesas Viejas, un municipio que aún trata de asimilar lo ocurrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios