Política

Los concejales expulsados por la dirección de IU en Huétor Vega niegan transfuguismo

Ayuntamiento de Huétor Vega

Ayuntamiento de Huétor Vega

Los concejales de IU en Huétor Vega Miguel Ángel Fernández y Soledad Enríquez, cuya expulsión por la dirección andaluza de la coalición ha anunciado esta semana su portavoz en este municipio del área metropolitana de Granada, Jesús Fernández, han negado que sean tránsfugas.

En un comunicado, ambos concejales han negado que hayan amenazado a compañeros de la Asamblea de IU en Huétor Vega, como señalaba la comunicación difundida por la coalición a través de redes sociales, y tampoco haber protagonizado ninguna supuesta agresión "física".

"Nosotros nunca abandonamos IU Huétor Vega, de hecho seguimos formando parte de este partido y equipo de gobierno", un bipartito que preside el socialista Mario del Paso. "Esta comunicación se hace sin tener ninguna prueba de esas acusaciones vertidas desde una de las partes", han asegurado.

Fernández y Enríquez leyeron un comunicado en el Pleno de este Ayuntamiento de este pasado miércoles en que señalaron que "la realidad es bien distinta" y señalaron no estar de acuerdo con que Fernández, que es primer teniente de alcalde, "se asignara un salario de 48.500 euros al año, pues pretendía que se le abonaran unos complementos salariales que le venían reconocidos por la Administración andaluza por su condición de ex diputado andaluz".

"Era del todo imposible abonar en el ámbito de la Administración local, por ser administraciones distintas" y esta pretensión rompería "el acuerdo con las personas" que apoyaron a IU pues "a la política no se va a enriquecerse, ni hacer de ella una profesión". "Esto sí que es una traición", han aseverado.

En este contexto, lamentaron que Fernández vincule "la viabilidad del pacto de gobierno municipal PSOE-IU" a que sus "aspiraciones", con "fuertes presiones directas y personales" para que ambos sean "cesados" en sus funciones en el equipo que dirige el Ayuntamiento.

A ello "se añade la exigencia que seamos declarados como concejales no adscritos, cuando aún se está tramitando el expediente de expulsión del que conocerán los tribunales de Granada por vulneración de nuestros derechos políticos, por lo que habrá que esperar a que haya sentencia firme para tomar cualquier decisión que afecte a nuestra condición como concejales", agregaron.

"Nosotros sí que vamos a garantizar el buen funcionamiento del Ayuntamiento y de su equipo de gobierno. Huétor Vega merece toda nuestra atención, respeto y lealtad, motivos por los cuales nos mantendremos como concejales de nuestro pueblo", concluyeron.

En las municipales de mayo, el PP ganó las elecciones con mayoría simple, en concreto con siete de los 17 ediles del Pleno por cinco del PSOE, cuatro de IU y uno de Vox. Ante esta situación en el grupo de la coalición de izquierdas, Del Paso mantiene la distribución de las competencias en su equipo de gobierno local en tanto se tramita el paso a no adscritos de estos dos ediles, según señalaron fuentes municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios