Macrogranja-Geoparque

Granjas de 1.999 cerdos en el Altiplano de Granada antes de conseguir nuevos permisos de ampliación

  • A partir de una primera instalación es más fácil lograr la certificación ambiental de la Junta

Una de las protestas en la zona del Altiplano Una de las protestas en la zona del Altiplano

Una de las protestas en la zona del Altiplano / G. H.

La coordinadora de la Plataforma de Protección de la Ribera del Guadiana Menor, Eva Pérez Manzano, lo ve muy claro: "estas macrogranjas no crean población". Ella es una de las representantes de las plataformas que se han opuesto frontalmente a la proliferación de estas macrogranjas al considera que presentan un modelo cortoplacista, que no fija a la gente en el territorio y que no crean empleo además de los impactos que generan, por lo que están intensificando sus charlas, protestas y otras actividades para concienciar en el territorio.

"No se le puede poner la alfombra a las grandes empresas cárnicas", señala al tiempo que advierte sobre que el proceso está en marcha y que los gigantes de la industria que están detrás saben a lo que juegan.

Se refiere a las granjas de 1.999 cerdos que, según las plataformas denunciantes, ya se están instalando en algunos pueblos del Altiplano. ¿Y por qué de 1.999? La razón a esta pregunta es que las macrogranjas están obligadas a poseer la certificación AAI (Autorización Ambiental Integrada, que concede la Junta) y es partir de ahí cuando pueden lograr superar las explotaciones de 2.000 cerdos de cebo de más de 30 kilos o 2.5000 plazas de cerdos de más de 20 kilos.

Se trata de una calificación muy complicada de lograr y que exige una profunda evaluación. Es por ello que los empresarios que deciden instalar estas macogranjas para proveer, probablemente, a grandes de la industria cárnica inician sus granjas con 1.999 cerdos, puesto que supuestamente una vez instaladas es más fácil conseguir autorizaciones y ampliarlas para 7.000 o 10.000 cerdos.

Pérez Manzano denuncia además que existen una serie de empresas interesadas en la zona del Altiplano y que están utilizando a pequeños ganaderos como una especie de "testaferros" para que asuman la inversión de estas instalaciones ganaderas, que además según la coordinadora de la plataforma lleva a población joven de la zona a "hipotecarse" con este proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios