fiesta popular

La localidad granadina de Huéscar celebra su encuentro de cuadrillas 'con raíz'

  • La localidad del norte de la provincia acoge un intenso fin de semana en el que los protagonistas son la música y el baile

La Cuadrilla Cuesta de las Chinas con representantes de otras cuadrillas, la alcaldesa, el teniente de alcalde y la concejal de cultura de Huéscar. La Cuadrilla Cuesta de las Chinas con representantes de otras cuadrillas, la alcaldesa, el teniente de alcalde y la concejal de cultura de Huéscar.

La Cuadrilla Cuesta de las Chinas con representantes de otras cuadrillas, la alcaldesa, el teniente de alcalde y la concejal de cultura de Huéscar. / Juan Miguel Alonso

Huéscar se transformó el pasado fin de semana en el centro de la música y el baile popular. Hasta esta población del norte de la provincia granadina llegaron cinco agrupaciones musicales para poner todo el sabor, el color y también el calor de los sones y los bailes. Fue también otra gran oportunidad para explicar y promocionar que los pueblos deben de mantenerse habitados y vivos.

Este IV Encuentro de Cuadrillas Huéscar con Raíz comenzó con la actuación, el sábado, del Grupo Folk Los Malagatos en el Teatro Oscense. La jornada fuerte fue la de ayer domingo. Comenzó a las 10 de la mañana, con un desayuno de cuadrillas. El día prometía y era preciso coger fuerzas. Una hora después, a las 11, se inició el pasacalles de las cuadrillas actuantes: Panda de Verdiales del Borge de Málaga, Cuadrilla de la Abuela Santa Ana de Almería, Cuadrilla Ciazo de Torreagüera de Murcia, Cuadrilla de Ánimas Purísima Concepción de Cañada de la Cruz de Murcia y la agrupación local Cuesta de las Chinas de Huéscar, que además colaboró en la organización con el Ayuntamiento de la localidad.

Conforme finalizó el pasacalles, que discurrió por todo el casco antiguo y arquitectónico huesquerino y acabó en la calle Alhóndiga, los visitantes disfrutaron de música y baile suelto. Las cinco cuadrillas, al regresar a las inmediaciones de la calle Alhóndiga, tocaron y cantaron para que los más atrevidos y joviales pudieran bailar.La organización ofreció un típico menú de cuadrillas, en el que no faltaron los andrajos ni el cordero. Como fin de fiesta, y hasta que los cuerpos aguantaron, la calle Alhóndiga despidió el encuentro con las actuaciones de las cinco cuadrillas participantes.

La alcaldesa de Huéscar, Soledad Martínez, junto al teniente de alcalde, Ramón Martínez, y la concejal de Cultura, Alicia Rodríguez, hicieron entrega a las distintas cuadrillas de un reconocimiento a su participación, con la entrega de un recuerdo; y en especial a la cuadrilla local, Cuesta de las Chinas, que llevó el peso de la organización. Soledad Martínez destacó la necesidad de mostrar las situaciones positivas de las zonas rurales, “donde faltan cosas con respecto a las grandes ciudades, pero también es aquí dónde solo se pueden encontrar otras”. Aprovechando el Día de la Mujer, pidió el apoyo y la consideración a la mujer rural.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios