Costa

La pesca de arrastre de la costa de Granada realiza una parada biológica

  • Durante el mes de octubre solo saldrán a faenar los barcos de artes menores y los de cerco

La pesca de arrastre de la costa de Granada realiza una parada biológica

La pesca de arrastre de la costa de Granada realiza una parada biológica / Alba Feixas (Motril)

Amarrados en la zona pesquera del Puerto de Motril. Así es como tendrán que permanecer, por segunda vez en los que va de año, la flota de arrastre de Motril que tendrá que afrontar un mes de octubre de parada biológica para que los caladeros descansen, y respetar asi el tiempo de reproducción de varias de las especies que se pescan en la zona.

El cese de la actividad pesquera afecta a una decena de barcos que tendrán que permanecer 'en tierra' para que las poblaciones de salmonetes, pescadillas, rapes o gambas blancas, entre otras especies, puedan regenerarse, tal y como pasó en el mes de febrero.

Mientras los distintos pescadores de la flota paralizada aprovechan este mes para realizar distintas labores en las embarcaciones y ponerlas a punto para llegar a noviembre con todo preparado, serán los 18 barcos artesanales y los tres de cerco, con los que cuentan actualmente en Motril, los que salgan a diario para traer todo el pescado posible a una lonja que no puede parar su actividad, que recibe la mayor parte del producto de la de arrastre, para suministrar a una gran cantidad de negocios de venta al público y de hosteleria. Una situación que se repite en Almería y de la que la provincia de Málaga acaba de salir. 

Desde la asociación Organización de Productores Pesqueros de Motril reseñaron que "mientras los caladeros descansan, armadores y tripulación pondrán a punto las embarcaciones y artes para tenerlo todo listo para noviembre". 

Por su parte, fuentes del sector pesquero apuntaron que llevan varios años reclamando que el plan plurianual del Mediterráneo iba a poner en apuros económicos a más de una empresa, al no ajustar a la realidad del mercado. Incluso, afirmaron que hay embarcaciones que están en 130 días de faena, algo "insostenible" y que ninguna empresa pesquera puede aguantar, "por debajo de los 190 días de trabajo al año no es viable".

Con el anterior plan de gestión se perdió un 60 % de la flota pesquera que faenaba en el Puerto de Motril, muchos de los pescadores decidieron entonces invertir para comprar un barco pequeño y dedicarse a la pesca artesanal para mantener economías humildes. 

Andalucía recibirá algo más de seis millones de euros para ayudar a cubrir las pérdidas por los días de parada biológica, unas subvenciones cofinanciadas por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y el Estado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios