estilo de vida

Obesidad: la opulencia como patología

  • La obesidad se va convirtiendo en uno de los problemas de salud pública más importantes para los países ricos, con sobrecostes difíciles de cubrir

Una mujer se somete a una prueba para calcular su índice de masa corporal. Una mujer se somete a una prueba para calcular su índice de masa corporal.

Una mujer se somete a una prueba para calcular su índice de masa corporal. / LUIS ACOSTA / AFP

La obesidad es uno de los grandes males inminentes para los sistemas de salud que afrontan un futuro complejo marcado por el envejecimiento de la población y el aumento de las patologías crónicas. La obesidad está detrás de los problemas metabólicos y cardiovasculares que llenan las consultas de centros de salud y hospitales cada día, reduce la calidad de vida y su prevalencia crece en mayor o menor medida en todo el mundo. Sobre todo, obviamente, en los países ricos.

Un equipo de investigadores ha querido es estimar la evolución del exceso de peso entre 1987 y 2014 en población española adulta, calcular los casos de exceso de peso y sus sobrecostes médicos directos en 2006 y 2016, y proyectar su tendencia a 2030. Sus resultados son reveladores y auguran un horizonte que viene definido por el aumento exponencial de casos y el sobrecoste inasumible que esto puede tener para los sistemas sanitarios.

Durante 2016 se registraron en España unos 23,5 millones de casos de exceso de peso, cuyo sobrecoste médico directo supuso 1.950 millones de euros al año. El exceso de peso se mide a partir del índice de masa corporal (IMC), el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Entre un índice 25 y 30 se considera sobrepeso y, a partir de 30, obesidad.

Manteniendo la inercia, entre 2016 y 2030 aparecerán 3 millones de nuevos casos

Según el trabajo coordinado por Álvaro Hernáez, del Grupo de Investigación en Riesgo Cardiovascular, Nutrición y Envejecimiento del Institut d'Investigacions Biomediques August Pi i Sunyer (Idibaps), de mantenerse la tendencia, entre 2016 y 2030 aparecerán 3.100.000 nuevos casos de exceso de peso, y se alcanzará en 2030 un sobrecoste médico directo de unos 3.000 millones de euros al año. Se trata de 3 millones de personas más que una década antes.

Si se mantiene esta tendencia, los investigadores prevén que esta cifra superará los 27 millones de personas en el año 2030, afectando al 80% de los hombres y el 55% de las mujeres de esta franja de edad. Unos datos que, según Álvaro Hernáez, primer firmante del trabajo y que en el momento de realización del estudio era miembro del Grupo de investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM (actualmente en la Unidad de investigación en Riesgo Cardiovascular, Nutrición y Envejecimiento del Idibaps) y que también es miembro del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad (Ciberobn), "están en la línea de lo que está pasando en Europa, una línea de moderado crecimiento de la prevalencia del exceso de peso en la población adulta".

Se trata de personas que tienen más posibilidades de incrementar el gasto sanitario a causa de las comorbilidades que sufren, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, asociadas al sobrepeso y a la obesidad", explica Hernáez. Así, según las estimaciones de los investigadores, en el año 2016 el sobrecoste directo respecto al 2006 se incrementó en 524 millones de euros para llegar a los 1.950 millones. Esta cifra es el 2% del presupuesto en sanidad del Estado para el 2015 (95.722 millones de euros) y el 7% del presupuesto de la Generalitat para al 2017 (más de 28.000 millones). Y si se mantiene el incremento de casos, continuará creciendo en 440 millones cada año, para superar los 3.000 millones en el año 2030. Para llegar a estas conclusiones se ha utilizado una estimación previamente publicada de los sobrecostes que va de los 40 a los 170 euros por año en función del peso y del sexo del paciente.

El doctor Jaume Marrugat, investigador principal del estudio y director del Programa de Epidemiología y Salud Pública del IMIM, así como miembro del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares, asegura que "nuestro estudio ilustra, con muy poco margen de error, la importancia de iniciar cuanto antes mejor, el máximo de esfuerzos en revertir y prevenir futuras recurrencias de la creciente epidemia de sobrepeso y obesidad en nuestra sociedad. Es la única manera de reducir los enormes costes sociales, sanitarios y económicos que emergerán en los próximos años".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios