GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista | Felipe Cañizares, de la AM Dulce Nombre de Jesús | Viernes Santo en Granada

"Va a ser una pena no estar en el Campo del Príncipe a las tres de la tarde"

  • La Agrupación Musical Dulce Nombre de Jesús concede la distinción "Adrián Núñez" al presidente de la formación, Felipe Cañizares, en el 25 aniversario de la banda

"Va a ser una pena no estar en el Campo del Príncipe a las tres de la tarde" "Va a ser una pena no estar en el Campo del Príncipe a las tres de la tarde"

"Va a ser una pena no estar en el Campo del Príncipe a las tres de la tarde" / D.G. (Granada)

El acto de las tres de la tarde en el Campo del Príncipe de cada Viernes Santo está marcado por el silencio, el tañido de la campana dando la hora y el toque de oración de la corneta de la Agrupación Musical Dulce Nombre. Sonidos que indican y muestran, de las formas más granadinas, que Cristo ha muerto. El 2020 dejará lleno de ausencias esa manifestación popular de la fe; en un año donde el encargado de hacer sonar el cornetín era el músico Felipe Cañizares, presidente de la formación musical que cada Martes Santo toca tras el misterio del Señor de la Humildad.

La designación de quién interpreta a las tres de la tarde el toque de oración recae en la junta directiva de la AM Dulce Nombre. Una distinción que desde 2013 lleva en el recuerdo el nombre de Adrián Núñez, componente de la formación que murió en un accidente. En esta ocasión el reconocimiento ha sido concedido al presidente de la propia banda, Felipe Cañizares, con motivo de los 25 años que cumple la agrupación musical.

- ¿Qué supone un reconocimiento como éste?

- Sin duda fue una gran sorpresa y que recibo con gran ilusión y responsabilidad. Especialmente porque yo no toco la corneta, mi instrumento es la trompeta. Tenía la intención de haber ensayado en las semanas previas al Viernes Santo para terminar de hacerme al cornetín.

- ¿Cómo ibas a vivir este Viernes Santo a las tres de la tarde?

- La verdad es que no he tenido tiempo a aterrizar. Pero voy a sentir una pena muy grande por no estar en el Campo del Príncipe a las tres de la tarde. Junto al corneta siempre va una escolta de la banda y en esta ocasión la escolta iban a ser mi mujer, mi hijo y mi hermana. No podrá ser y me apena bastante.

- ¿Existe una forma predeterminada de hacer el toque de oración?

- Iba a ser una sorpresa, pero sí. Algo estábamos preparando relacionado con eso.

- ¿Cómo vive la banda esta Semana Santa de 2020?

- Estamos celebrando el XXV aniversario de la banda y habíamos realizado varios conciertos. Se habían terminado los últimos elementos del uniforme, con unos broches para el fajín, con el escudo de la hermandad. Y teníamos previstas algunas sorpresas para el Martes Santo.

- ¿Qué iba a ocurrir el Martes Santo y qué se ha perdido Granada?

- Iban a participar todos los guiones de la banda, desde que éramos Luz Casanova hasta el actual. Además, habíamos preparado un popurrí de marchas propias, recordando toda esa evolución en estos veinticinco años. Se habían recuperado algunas piezas, como Padre y Señor de los Estudiantes, y se había reinstrumentado Al Señor de la Cañilla.

Cornetín de la AM Dulce Nombre de Jesús camino del Campo del Príncipe Cornetín de la AM Dulce Nombre de Jesús camino del Campo del Príncipe

Cornetín de la AM Dulce Nombre de Jesús camino del Campo del Príncipe / D.G. (Granada)

La suspensión de la Semana Santa da al traste con la principal fuente de ingresos de las cofradías, de los artesanos y por supuesto de los músicos. Una cuestión que es clave para formaciones musicales como la AM Dulce Nombre que se sustenta de sus contrataciones a lo largo del año y que no recibe subvenciones de ninguna institución pública. 

- ¿Cómo vivís ahora que no hay ingresos?

- Vamos a tener que ajustar el presupuesto al máximo. El 70 u 80% de los ingresos proceden de los contratos que se firman en Semana Santa y sin ese dinero no podemos afrontar los gastos que tenemos. Especialmente este año donde habíamos hecho encargos como el de los broches y lo que no podemos permitir es arrastrar también a los artesanos en esta situación. De todas formas algunas hermandades nos han pagado el contrato de forma íntegra, para que podamos seguir trabajando. Eso es de agradecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios