Cuaresma

Las hermandades de gloria de Granada reivindican su lugar

  • Una mesa redonda celebrada en el Perpetuo Socorro sirve a estas cofradías para crear unión y buscar formas de adaptarse a los nuevos tiempos

  • Las hermandades de gloria y la Federación de Cofradías ponen puntos en común: el Pregón de las Glorias y una guía de actividades

Las hermandades de gloria de Granada reivindican su lugar Las hermandades de gloria de Granada reivindican su lugar

Las hermandades de gloria de Granada reivindican su lugar / D. G.

Color morado, ceniza y penitencia. En el tiempo de Cuaresma son las hermandades pasionistas las que toman el pulso de la vida cofrade en Granada. Sin embargo, en medio de estos de días de preparativos para la Semana Santa, las hermandades de gloria han querido reivindicar su lugar y su importancia en la ciudad, tanto a nivel social como histórico. La mesa redonda celebrada este martes, 3 de marzo, en el Perpetuo Socorro sirvió precisamente para esto, para poner de manifiesto que las hermandades de gloria también existen y forman parte de la vida asociativa de la Iglesia en Granada.

La organización del evento corrió a cargo de la Hermandad del Perpetuo Socorro, invitando a participar en la mesa a cinco cofradías de gloria distintas: María Auxiliadora de la Alhambra, la Virgen de la Cabeza, la Archicofradía del Rosario, la Virgen de la Consolación y la Virgen de la Granada. Fueron éstos junto con el resto de asistentes los encargados de poner sobre la mesa distintos puntos de debate y entre los que se encontraban la finalidad de las hermandades de gloria, las particularidades de éstas con respecto a las cofradías de penitencia y los retos que tienen ambas ante los “signos de los tiempos”.

Los integrantes de la mesa sacaron a relucir cómo históricamente las hermandades de gloria han sido las principales depositarias de las grandes devociones de la ciudad, frente a las cofradías penitenciales en las que siempre ha existido un componente más específico. Además, dieron cuenta del importante número de corporaciones letíficas que existieron durante la Edad Moderna en la ciudad, más de doscientas: “No hay que olvidar que las hermandades, y especialmente las de gloria, actuaban como harían hoy los sindicatos y las mutuas: velando por los derechos sociales y laborales de sus hermanos”, apostillaron entre los participantes.

Más allá del tema histórico, los cofrades de gloria reivindicaron la importancia de la caridad, la formación y el culto dentro de sus respectivas corporaciones, debiendo apostar por la juventud tanto para renovar las cofradías desde el punto de vista intergeneracional como para abrirse a las nuevas dinámicas y los nuevos contextos sociales que existen en la actualidad.

Las hermandades de gloria buscan organizarse

El pasado mes de enero el Ayuntamiento de Granada convocaba a las distintas hermandades de gloria de la ciudad para exponerles los nuevos criterios del consistorio a la hora de solicitar la cesión de espacios públicos y cortes de tráfico cara a sus salidas procesionales. Con este motivo, las hermandades de gloria – que hasta la fecha no cuentan con ningún organismo que las aglutine, a diferencia de lo que sí ocurre con las hermandades de Semana Santa – han empezado a buscar el modo de organizarse de forma colectiva.

Por el momento, y sin que tenga carácter oficial, las hermandades de gloria han conformado diversas reuniones periódicas para buscar puntos de encuentro y plantearse su unificación. Fuentes cercanas a este grupo han indicado que “por el momento estamos trabajando coordinadamente en diversas cuestiones y ya veremos en qué depara todo esto”. Y es que no es la primera vez que las hermandades de gloria deciden agruparse, “ya existió una tentativa de crear una agrupación o federación hace 15 años pero no existió voluntad por muchas partes. Y los impedimentos no vinieron, precisamente, por parte de las hermandades de gloria”, aseguran. “Ahora estamos integradas dentro de estas reuniones las 16 cofradías de gloria que hay en la ciudad reconocidas oficialmente por la Iglesia, por lo que el consenso es más amplio que nunca”, aseguran estas mismas fuentes.

El 19 de febrero, el consiliario y el presidente de la Federación de Cofradías de Semana Santa recibieron a los representantes de esta comisión de hermandades de gloria con el fin de crear un canal de comunicación. Una reunión que, además, sirvió para obtener los primeros puntos de encuentro: dejar en manos de las corporaciones letíficas la organización del Pregón de las Glorias, coordinar las salidas para evitar el solapamiento de actos o crear una guía de actividades de las hermandades de gloria.

En otras capitales andaluzas las hermandades de penitencia y de gloria caminan unidas dentro de un mismo consejo de cofradías, algo que reclaman desde sus respectivos obispados. En el caso de Granada aún no es posible. “El presidente de la Federación, Jesús Muros, tiene la voluntad de que las glorias nos integremos dentro de la propia Federación pero los estatutos actuales no lo permiten”, expresa el hermano mayor de la Archicofradía del Rosario, Juan de Dios Morillas. Por su parte, el Arzobispado de Granada aún no se ha pronunciado al respecto: “Para que esto siga adelante es necesario caminar de la mano de la Iglesia, y tendremos que mantener una reunión con el responsable de hermandades y cofradías del Arzobispado para conocer su opinión y seguir su consejo”, asegura Morillas. Se desconoce, por tanto, si las propias hermandades podrán tener su propia federación o podrán encajar dentro de un consejo general en el que las de gloria y las de penitencia caminen de la mano. Por el momento, su futuro pasa por consolidar las relaciones institucionales y trabajar conjuntamente. Lo demás, está por ver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios