¿Son igual de educativas las clases 'online' que las presenciales?

El curso del coronavirus

Expertos en Aprendizaje advierten que "lo virtual no puede sustituir a lo real" ya que el contexto también es un factor fundamental en la educación

Las tecnologías son rápidas e inmediatas y a veces "se oponen a la reflexión", ya que la lentitud es necesaria en la tarea educativa

Una adolescente recibe clases a través del ordenador durante el estado de alarma.
Una adolescente recibe clases a través del ordenador durante el estado de alarma. / D. S.
Elena Vela

07 de mayo 2020 - 09:04

La educación ha sido uno de los sistemas que más ha cambiado el desempeño de su actividad a causa de la pandemia. De manera inmediata, el curso académico quedó paralizado, cambió la relación entre el alumnado y el profesor, pasando a ejercer como "teledocentes" a tiempo completo.

Las infinitas posibilidades que ofrecen las plataformas digitales están permitiendo que se pueda llevar desarrollar la actividad docente con los centros educativos cerrados. Este cambio ha sido de fácil adaptación por parte del alumnado debido a su condición de nativos digitales.

Los especialistas de la Universidad de Deusto, Pedro M. Sasia, profesor en Ética Organizacional y Galo Bilbao Alberdi, profesor de Ética Aplicada, analizan en un artículo el carácter ambivalentes de la tecnología en las circunstancias actuales. Para desarrollar la actividad educativa desde casa, apuntan los autores, es necesario disponer de conocimiento, equipos y ancho de banda, exigencias que muchas veces chocan con las brechas digitales.

Las características esenciales de muchas de las tecnologías empleadas, como la rapidez y la inmediatez, en multitud de ocasiones se oponen a la reflexión, a la corrección de la expresión, el rigor o "la lentitud necesaria en la tarea educativa".

Otro de los aspectos que desfavorecen la enseñanza a distancia, según los especialistas, es la necesidad de un contexto dentro del aprendizaje. Existen infinidad de pequeños detalles que solo existen en el espacio físico y que son los que dotan a este proceso de sentido como la interacción y comunicación.

"Lo virtual no puede sustituir a lo real. Sin entrar en la valoración sobre su mayor o menor calidad, reconozcamos que es incomparable, otra cosa distinta y por lo tanto, nunca lo sustituirá adecuadamente", concluyen.

Más allá de las discrepancias concretas, los profesores consideran que esta situación aporta un elemento aplicable a muchos otros aspectos del desarrollo humano. Es importante huir del "solucionismo tecnológico", es decir, el supone que los problemas sociales se pueden resolver con soluciones técnicas.

El espacio físico que nos rodea, la sensación de formar parte de un grupo, los juegos de miradas y gestos, son oportunidad de enseñanzas y aprendizajes valiosos en el proceso educativo. Por ello, Sasia y Alberdi entienden que es tarea del docente seguir reivindicando la interacción directa y real de la forma más adecuada y educativa.

Lo último

stats