HOGAR

El truco definitivo para limpiar las sartenes quemadas

Limpieza de sartén con estropajo habitual

Limpieza de sartén con estropajo habitual

Diciembre es un mes de mucho uso de fogones, tanto en caso como en los establecimientos profesionales de hostelería, donde se acumulan las comidas y cenas de empresa, encuentros entre amigos y familiares y fiestas multitudinarias para celebrar las fiestas. Los diferentes utensilios de la cocina sufren un gran desgaste. Uno de ellos es la sartén, que en varias ocasiones termina incluso más quemada que el dueño del restaurante al que le dejan la mesa colgada a última hora o la persona encargada de cocinar para veinte invitados en su casa y que encima siempre le buscan alguna pega al menú que se sirve.

Una sartén en mal estado termina afectando directamente al producto que vamos a comer

La teoría marca que existen diferentes productos y técnicas para intentar quitar las zonas de quemado en la sartén, pero la realidad determina que no siempre es oro todo lo que reluce en las técnicas que se proponen.  Agua, limón, bicarbonato de sodio, vinagre...¿con esponja especial o con papel? En ocasiones puede llegar a resultar frustrante y cocinar con la sartén en malas condiciones termina afectando directamente al producto que vamos a comer. Toca ponerle un remedio de forma definitiva y parece que ha llegado el método casero definitivo de la mano de consejos saludables y no tener que estar recurriendo siempre a esos trucos para calentar la comida sin poner en riesgo tu salud

Así se limpia una sartén quemada

El antes y el después de cómo queda una sartén quemada al limpiarla de forma correcta El antes y el después de cómo queda una sartén quemada al limpiarla de forma correcta

El antes y el después de cómo queda una sartén quemada al limpiarla de forma correcta

Esta cuenta de Instagram, a la que siguen más de medio millón de personas en el mundo, explica a través de un vídeo que ha viralizado en redes sociales el método definitivo para terminar con este problema en las cocinas. El proceso es relativamente rápido y altamente eficaz, vistas las imágenes del antes y después de la sartén que usan para realizar su demostración.

Para completar el proceso es necesario emplear sal, bicarbonato de sodio, detergente líquido y vinagre de alcohol

El modus operandi consiste en colocar la sartén por la parte quemada y se le echa encima sal, bicarbonato de sodio y líquido detergente, esparciéndolo bien por toda la superficie. A continuación se cubre la sartén con múltiples servilletas que se empapan con vinagre de de alcohol. Dejas reposar durante unos minutos el efecto de dicha mezcla sobre el quemado de la sartén y por último procedes a limpiar/secar la sartén con las servilletas que habíamos "protegido" el utensilio de cocina previamente. El efecto quemado desaparecerá como arte de magia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios