Opinión

La pesca almeriense da el do de pecho en tiempos de COVID, a pesar de las amenazas

Lonja de Almería en marcha a pesar del coronavirus Lonja de Almería en marcha a pesar del coronavirus

Lonja de Almería en marcha a pesar del coronavirus / Diario de Almería

José María Gallart, gerente de la OPP71 Y Asopesca José María Gallart, gerente de la OPP71 Y Asopesca

José María Gallart, gerente de la OPP71 Y Asopesca / Diario de Almería

El sector pesquero comenzaba este año 2020 con la losa de la implantación del Reglamento Comunitario que regula la pesca de Arrastre en el Mediterráneo, un Reglamento que en ningún momento soluciona los problemas genéricos de nuestro Mare Nostrum, solo viene a desestabilizar un sector que está comprometido con una pesca responsable y sostenible con el medio marino, por ello, la pandemia motivada por la COVID-19 ha supuesto un duro golpe para toda la flota y acentúa los malos presagios para el arrastre.

La declaración del estado de alarma el 14 de Marzo supuso en nuestro puerto la paralización del 60% de la flota en todas sus modalidades como consecuencia de, por un lado, no poder cumplir con las mínimas medidas de seguridad para garantizar la salud de los trabajadores y de sus familias, así como desde el punto de vista la rentabilidad económica ya que el cierre del canal Horeca supuso un descenso automático del 70% del precio en subasta de especies de alto valor económico como la gamba roja, gamba blanca, cigala, etc. El resto de la flota, comprometido con su obligación social de aporte de alimentos y que por las características de las embarcaciones si pudo seguir la actividad con la activación de todos los protocolos de seguridad, dedicando su captura al pescado en general y descartando la pesca del marisco. Al haber además menos oferta en lonja, el precio de la merluza, salmonete, boquerón, rape, etc. Se mantuvo en un buen nivel haciendo rentable la actividad.En cuanto a la situación de la Lonja de Pescados, la situación de alarma sanitaria ha supuesto un descenso de los ingresos como consecuencia de la disminución de volumen, pero al no tener ningún tipo de apoyo del gobierno, ha tenido que mantener al 100% su actividad y de igual manera se ha agravado la situación ya que por parte de Puerto del Estado no se ha tenido en cuenta esta situación y no han contemplado una posible rebaja en las ya elevadas tasas portuarias, al contrario de que lo que sí ha sucedido en aquellos puertos que dependen de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

“La fuerza y responsabilidad de nuestra gente ha hecho posible superar los graves problemas derivados de la pandemia”

Esta circunstancia del coronavirus si ha supuesto un cambio temporal muy positivo en la forma de comercialización del pescado, ya que la venta online ha aumentado en 150%. El consumidor ha visto seguridad en el producto fresco pescado por nuestros barcos y ha apostado por esta modalidad de compra en la que se reducía el riesgo de interacción entre personas y espacios comerciales. Ahora mismo, en un momento ya de desescalada y próximo a la nueva normalidad, una gran parte de esos nuevos clientes online de esta pandemia continúan siendo fieles y siguen apostando por este tipo de compra.

La fuerza y responsabilidad de nuestra gente ha hecho posible superar los graves problemas derivados de la pandemia, y en estos momentos quien mantiene en la UCI al sector pesquero no es el virus sino la política pesquera del Gobierno de España, que en ningún momento ha sabido o querido defender este sector primario tan importante, tal y como se ha demostrado durante el estado de alarma, que garantiza alimentos de primera calidad por su frescura y su aporte nutricional fundamental que garantizan un aporte básico para afrontar enfermedades y para poder brindar el mejor estado de salud a la sociedad para que este protegida ante nuevos retos de pandemias que desafortunadamente pudieran venir de nuevo.

La COVID-19 ha venido una vez más a poner de manifiesto el compromiso que la gente del mar tiene para con la sociedad y así mismo agradece todas las muestras de apoyo recibidas desde las distintas instituciones de carácter social, y particular, aunque lamente profundamente que habiendo cumplido con sobresaliente su compromiso social en estos tiempos duros, el gobierno no cumpla con su compromiso político y este poniendo en serio peligro de desaparición esta actividad pesquera que genera riqueza en Almería y condene al paro a numerosas familias por una nefasta gestión de la política pesquera en nuestro Mediterráneo.

Lo que la COVID-19 no ha conseguido derrotar, lo va a lograr el Gobierno del Sr. Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios