Barrancas en 'El Hormiguero 3.0'

Damián Mollá: "No tengo la necesidad de crecer, estoy muy bien debajo de la mesa"

  • El colaborador del programa de Pablo Motos acaba de publicar el libro ‘Oh my God!: La mitología que no sabías que sabías’. En su nuevo libro discute verdades de la mitología clásica

Damián Mollá, autor del libro 'Oh my God!: La mitología que no sabías que sabías'.

Damián Mollá encarna a Barrancas en El Hormiguero 3.0. El polifacético colaborador televisivo le ha sacado partido al confinamiento. En su nuevo libro, Oh my God!: La mitología que no sabías que sabías pone en duda muchos factores del orden establecido.

–¿Qué se va a encontrar el lector cuando se enfrente a ‘Oh my God!: La mitología que no sabías que sabías’?–Un montón de sorpresas que le van a hacer decir Oh my God! todo el rato, la mayoría de ellas relacionadas con los dioses que tenemos alrededor y que no nos hemos dado cuenta. Como el mundo está estructurado en torno a la mitología te encuentras con cosas increíbles. Por ejemplo, he estado toda la vida visitando el castillo de Sancti Petri en las vacaciones de verano y no era consciente de que estaba en el castillo de Hércules. Conocer la historia de Hércules en nuestro país durante su undécimo trabajo cuando vino a robar el ganado de Gerión, cómo separó España de África y puso las dos columnas de Hércules que aparecen en el escudo de España. Si te fijas las columnas de Hércules hacen el símbolo del dólar, que debería ser una letra d.

–¿Qué enseñanza quiere trasladar con esta publicación?–No quiero que eliminen la asignatura de Cultura Clásica. Creo que es una asignatura que nos permite saber de dónde venimos y a dónde vamos. La Cultura Clásica no es solo estudiar dioses así porque sí, sino que tiene un sentido que te ayuda a entender porque las cosas son como son. Los días de la semana se llaman así por los planetas, a la vez los planetas deben su denominación a los dioses romanos. Todo el orden mundial está estructurado sobre la mitología. Si no conoces la procedencia de esos nombres no entiendes nada. Es maravilloso aprender todos esos detalles. Por ejemplo, a la gente le gusta mucho el zodiaco, pero nadie sabe exactamente cómo se decide a nivel astronómico qué zodiaco eres. Eso lo puedes aprender en Oh my God!

–En el libro se discute el orden actual de los meses del año. ¿Cuál es su teoría al respecto?–Así es. Quería hacer una recopilación del origen de la denominación de los días y los meses. Sin embargo, cuando llegué a los meses me di cuenta que la teoría actual no tenía mucho sentido. Me ha costado mucho esfuerzo, pero he conseguido encontrar el verdadero sentido de los nombres de los meses. Tiene que ver con el origen de Roma, que es una parte de la historia y la mitología poco estudiada en España. Nuestro origen es el origen de Roma. Por ello, los españoles somos católicos, apostólicos, romanos y troyanos, porque el origen de Roma está en Troya.

–El confinamiento ha desatado su faceta creativa y literaria...–Sí. Me dio tiempo a publicar el cómic Conejo-man sobre la pandemia y también para dar vida a Oh my God!, que es el fruto de un año intenso de estudio y trabajo para poder extraer las perlas más interesantes de la mitología, la historia y la astronomía. El objetivo es que en cada párrafo del libro el lector diga Oh my God! y se sorprenda por la cantidad de cosas que no sabía.

–¿No existe una versión única y exclusiva sobre la mitología? –Efectivamente. Es un poco frustrante cuando se quiere profundizar en este ámbito. Sin embargo, cuando se busca el sentido hay que descartar las versiones que no encajan y quedarte con las cosas que sí tienen sentido.

–Usted es una persona muy polifacética. ¿Tiene algún proyecto o iniciativa pendiente?–Tengo ganas de poner en marcha un proyecto para desarrollar un sistema de aprendizaje en tres dimensiones. Se trata de intentar cambiar la enseñanza para que sea más rápida, fácil, interesante, moderna y que la gente aprenda mucho más de una manera amena y divertida.

–Son ya quince temporadas haciendo de Barrancas en ‘El Hormiguero’. ¿Qué balance hace de todos estos años?–Trabajar en El Hormiguero es una gozada desde el primer día y hasta lo que nos quede. Es algo increíble, sobre todo en este último año de la pandemia hemos tenido la sensación de ser útiles. Y eso nos ha reportado muchas alegrías. Como el resto de la gente hemos sufrido, pero en un momento de crisis sanitaria contar con un programa como El Hormiguero reconforta mucho.

–¿Le gustaría contar con su propio proyecto en televisión y disponer de más protagonismo y responsabilidad?–No lo sé. En principio no me lo he planteado. Ahora mismo mi interés es que siga El Hormiguero muchos años. Si hay que estar diez años más ahí estaremos, pero no tengo ninguna necesidad de crecer. Estoy muy contento debajo de la mesa.

–Si Barrancas no fuera una hormiga. ¿Qué otro animal o personaje podría ser? –Seguramente una rata de biblioteca. Aunque dependería del momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios