TV-Comunicación

El peaje de la fama precoz

  • HBO España estrena el miércoles ‘Los niños de Hollywood’, documental que recoge testimonios de jóvenes estrellas de la industria y sigue a dos aspirantes

ET, EXTRATERRESTRE ET, EXTRATERRESTRE

ET, EXTRATERRESTRE / IMDB

"Me descontrolaba que todo el mundo supiera mi nombre y no me sentía que pudiera confiar en nadie. Mis padres querían protegerme, pero yo sabía que no siempre iban a poder protegerme". Esta reflexión de Mara Wilson, que saltó a la fama internacional tras protagonizar Matilda con apenas ocho años, es una de las muchas que recoge Los niños de Hollywood, un largometraje documental sobre el trabajo infantil en la industria del entretenimiento, que HBO España incorpora el miércoles a su catálogo.

El punto de vista de los involucrados

"Habiendo crecido en el negocio, nunca he visto las experiencias de un niño actor, desde los inicios de su carrera hasta la transición a la edad adulta, desde la perspectiva de los involucrados", indica Alex Winter, creador y director de Showbiz Kids. Gracias a su experiencia vital con diez años en Broadway, Winter abre el telón de un mundo que conoce muy bien, con su parte más atrayente y mágica, pero sin obviar el peaje de una fama prematura.

En este sentido, este trabajo recoge una decena de testimonios de jóvenes estrellas del audiovisual de distintas épocas cinematográficas como Henry Thomas (E.T. el extraterrestre), Evan Rachel Wood (Thriteen), Todd Bridges (Arnold), el fallecido Cameron Boyce (Jessie), Mila Jovovich (Tren nocturno a Kathmandú) o Diana Serra Cary, estrella del cine mudo (1920) a la edad de dos años.

Jada Pinkett Smith: "Es mucha presión estar preparada y no poder ser joven"

"En una industria tan poderosa y competitiva es a ver quién aguanta más", señala la protagonista de Westworld. "Es mucha presión estar preparada y no poder ser joven”, asegura Jada Pinkett Smith. La veterana actriz y productora, forma parte del entretenimiento desde los 18 años y aporta, también, su visión como madre de Jaden y Willow Smith, que decidieron seguir los pasos artísticos de sus progenitores a muy temprana edad. Por su parte, Wil Wheaton, uno de los cuatro protagonistas de, Cuenta conmigo, mítica cinta de los 80, explica cómo dejó de ser el niño-actor para convertirse en estrella infantil. "Eso provocó un cambio en mi vida", subraya el también escritor y recurrente en la comedia The Big Bang Theory.

Ver esta publicación en Instagram

#tbt circa 1989. My mother forced me to have a fan club that I didn't want to have. I don't mean to take anything away from anyone who was in it, because it brought them joy, but it was not something I ever felt comfortable with. It felt like the ultimate expression of my mother using me to get the attention she craved. She ran the fan club. She corresponded with tons of people, on my behalf, without ever consulting me about it. I want to believe that her intentions were good, though it did not feel that way to me. Especially when I repeatedly objected to the entire thing. I never liked the idea of "having fans", like these people who enjoyed my work somehow belonged to me, or could be treated like currency. I always felt like my mother did not share my feelings about the whole thing. This photo was sent to people who joined the fan club. It captures perfectly who I was then: shy, awkward, crazy about Batman, and so deeply, deeply, sad. The sadness in these eyes breaks my heart. This kid, who is just barely sixteen, is treated with such contempt by the man who is his father, and instead of a mother, he has a manager who is really into running the fanclub he did not want or ask for. He's so sad, and trying so hard to just be seen and heard on his own terms, but his parents are never there for him the way he needs them to be. They never will be, which is maybe why he identifies with Batman the way he does. H le may not be a masked crusader for justice, but he will grow into a person who cares deeply about kindness. Like Batman, he'll devote his life to saving others, because what he really wants and needs to do is save himself.

Una publicación compartida de Wil Wheaton (@itswilwheaton) el 9 Abr, 2020 a las 2:10 PDT

Tras los pasos de dos aspirantes adolescentes

El largo de HBO Documentary Films no solo se conforma con las experiencias reales de reconocidas estrellas precoces, también sigue los pasos de dos adolescentes en busca de una oportunidad. Demi Singleton, que debutó el año pasado en la ficción con El padrino de Harlem, desea hacer realidad su sueño de trabajar en Broadway. "Nos hemos sacrificado todos para que haga lo que le gusta", asegura la madre de esta adolescente de 13 años natural de New Orleans, que arrancó su carrera como bailarina a los tres años. La historia se repite con la familia de Marc Slater, que dedica todos sus ahorros en la mudanza de Florida a Los Ángeles para que el pequeño pueda aspirar a un papel en la temporada de pilotos televisivos.

El documental sigue a esos jóvenes actores y a sus padres en su empeño incansable para entrar en un negocio altamente competitivo mientras luchan por equilibrar los castings, el trabajo y mantener una infancia saludable con amigos y familiares. Los que lidiaron con la fama hace años y optaron por continuar o salir de ese camino, así como los que esperan saborear las mieles del éxito en el futuro, discuten en este reportaje sobre los desafíos de un negocio que durante muchas décadas no preservó la seguridad y la normalidad de sus empleados más vulnerables. Asimismo, Winter se adentra también en la carga emocional y los daños colaterales (autoestima, aislamiento...) en su desarrollo como adultos ante el incesante escrutinio público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios