Solidaridad en el Almanjáyar

Almanjáyar en Familia: un regalo desde el corazón de la zona Norte de Granada

  • La asociación promueve el reparto de regalos entre niños del barrio a cambio de su esfuerzo académico y compromiso de mejora

Almanjáyar en Familia: un regalo desde el corazón de la zona Norte de Granada Almanjáyar en Familia: un regalo desde el corazón de la zona Norte de Granada

Almanjáyar en Familia: un regalo desde el corazón de la zona Norte de Granada / Carlos Gil

“Hay una cosa que queremos transmitir bien... que quede claro.En este barrio hemos acostumbrado a tener la mano puesta... y lo que queremos es que mejoren la calidad de vida y que sea a través de la educación”. Juan Carlos Carrión, párroco de San José Obrero, en el granadino barrio de Almanjáyar, habla sin paños calientes. No se trata de regalar, sino de marcar un movimiento que lleve a romper la cadena de la pobreza. Ésta también se hereda, como bien sabe el párroco, fundador de la asociación Almanjáyar en Familia.

“El comportamiento de los menores, de entre 4 y 17 años, es... es una alegría. Saben comportarse”. Estudian, se muestran respetuosos los unos con los otros. Así lo demostraron el pasado día 31, cuando la asociación celebró –con pequeñas chocolatinas a modo de uvas– una particular versión de las campanadas. “Estoy convencido de que la manera es que tú des un paso y yo otro”. En este intercambio –que es a la vez interesado y altruista– entran programas como los que en estos días mantienen más que atareados a los trabajadores y voluntarios de la asociación. Colectivos, empresas e instituciones han colaborado para que mañana, día 3, unos 120 menores de este barrio reciban un regalo de los Reyes Magos de Oriente. Ejercen de singulares 'pajes' encargados de gestionar los presentes La Caixa, Mae West, Inagra, el Colegio Mayor Albayzín, la Universidad de Granada, Rotarac, Ofecum y familias que de forma desinteresada se acercan a la parroquia. Ellos son los intermediarios entre Sus Majestades y los chiquillos. Cada uno recibirá la merecida recompensa a su esfuerzo en el colegio o en el instituto.

Regalos ya preparados. Regalos ya preparados.

Regalos ya preparados.

“Todos los días dedican dos horas al estudio” en la sede de Almajáyar en Familia. El programa socioeducativo en el que participan tiene en cuenta las calificaciones obtenidas a lo largo del primer trimestre escolar.

La Caixa participa mediante el programa Caixa por la Infancia, que trata de romper la cadena de pobreza que pasa de padres a hijos. Y la herramienta que el padre Carrión esgrime para conseguirlo está en los libros. “El 80% de las familias nos traen las notas, y hemos conseguido que la mayoría de los menores no tenga más de dos suspensas”, algo que, en un entorno como el de la zona Norte, se considera un “logro”. El viernes será el momento de reconocer el esfuerzo, con regalos y también una mención especial a los mejores expedientes, relata Carrión. ¿Y si no se consigue el objetivo académico? “Lo que hacemos es un contrato de mejora. En esta casa siempre cada dificultad la convertimos en oportunidad”. Almajáyar en Familia suma quince años de trabajo en el barrio y todos los años cuenta con la visita de los Reyes Magos. A los niños se les entrega, siempre, juguetes nuevos. Eso no significa que quien quiera colaborar con la donación de un juguete de segunda mano no pueda hacerlo. “Les damos uso, se gastan en actividades a lo largo del año.... pero para Navidad los juguetes nunca son usados, creemos que ningún niño debe tener por Reyes un juguete usado”. El acto de entrega de estos presentes será mañana viernes. Comenzará a las diez de la mañana, y la jornada promete ser entrañable.

Ya por la tarde, en la asociación celebrarán la corona de las zagalillas. “Acompañamos a los mayores y les invitamos a pasar un ratito, comer roscón y tenemos un detallito”. En esta iniciativa participan medio centenar de mayores. Algunos, por la imposibilidad de acudir a la sede de la asociación por las barreras arquitectónicas reciben en sus domicilios esta entrañable visita que les convierte, a ellos también, en reyes por un día.

Además, cuentan, para trabajar con las familias, con un programa de economato socioeducativo, en el que quienes participan se obligan a asumir un “compromiso de mejora personal, por ejemplo, buscar empleo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios