Vivir

El 'fartet' regresa a casa

  • Sólo quedaban 5 poblaciones en Andalucía con esta especie clave para el control de los mosquitos

La alcaldesa de Motril, Flor Almón, participando en la reintroducción de los peces en la charca. La alcaldesa de Motril, Flor Almón, participando en la reintroducción de los peces en la charca.

La alcaldesa de Motril, Flor Almón, participando en la reintroducción de los peces en la charca. / g. h.

La conciencia sobre la fauna autóctona ganó su última batalla en el humedal de la Charca Suárez de Motril, donde 200 especies del pez fartet fueron reintroducidas por el gobierno andaluz, a fin de garantizar la supervivencia de esta especie en peligro de extinción.

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, Inmaculada Oria, la alcaldesa de Motril, Flor Almón, y el teniente de alcalde Antonio Escámez fueron los encargados de reintroducir esta especie autóctona en el humedal motrileño. Para ello siguieron los criterios de la Unión Internacional de Conservación de la naturaleza para reintroducciones, por lo que los peces no corrieron ningún peligro.

El fartet es una especie propia de la península ibérica de la que ya sólo se pueden encontrar poblaciones en el levante español. Estos pequeños peces, de cinco centímetros de longitud, tienen gran importancia en el control de invertebrados, sobre todo de mosquitos, por lo que su desaparición tendría significativas consecuencias en el ecosistema.

Declarada como una especie en peligro de extinción, ha visto mermada su población de forma drástica en los últimos años, en los que su población ha pasado de estar presente en 28 núcleos del levante español, a tan solo16. En Andalucía únicamente quedan 5 poblaciones localizadas en un núcleo de Almería.

La reintroducción del fartet en nuevos núcleos forma parte del plan de recuperación de peces e invertebrados que aprobó la Junta de Andalucía en 2012 y que gestiona la Consejería de Medio Ambiente, con experiencia en la reintroducción de otras especies como el cangrejo de río autóctono.

La alcaldesa de Motril, localidad donde habitan de nuevo estos peces, aprovechó la ocasión para agradecer que desde la Junta se siga apostando por la Reserva Natural Concertada de la Charca de Suárez. "La Charca de Suárez se ha convertido en un lugar de referencia medioambiental y ecológica así como en un atractivo turístico potente de Motril para todas aquellas personas que buscan disfrutar de la naturaleza", afirmó.

Se espera que la reintroducción de esta especie tan importante para el control de ciertas plagas tenga tanto éxito como el de otras iniciativas similares, entre las que destaca la Focha Moruna y la Tortuga Mora, dos casos exitosos que prueban la importancia de estos proyectos para la fauna.

El teniente de alcalde Antonio Escámez explicó que los estudios sobre el fartet demuestran cómo estos peces se alimentan de las larvas de los mosquitos. Esto es algo de lo que la Charca Suárez se va a beneficiar desde un primer momento, ya que permitirá completar la cadena trófica de otras especies como la Garcilla y permitirá a los visitante del humedal realizar una visita sin las constantes molestias que producen las picaduras de insectos.

Sin duda, una buena noticia para la fauna de nuestra provincia, que recupera así una de sus especies autóctonas, y una prueba de éxito de las medidas de reintroducción de especies en nuevos núcleos. Ahora es tarea de todos el procurar no contaminar ni sobreexplotar los acuíferos para mantener viva a esta especie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios