Vivir

Gil de Avalle, la magia en la artesanía de las guitarras

  • La delegada de la Junta felicita en una visita al luthier granadino por la distinción del Premio Nacional de Artesanía 2016

Sandra García y Guillermo Quero, en su visita al taller del luthier granadino. Sandra García y Guillermo Quero, en su visita al taller del luthier granadino.

Sandra García y Guillermo Quero, en su visita al taller del luthier granadino. / g. h..

El luthier granadino Daniel Gil de Avalle ganó el Premio Nacional de Artesanía 2016 por su maestría en la construcción, montaje, mantenimiento, restauración y colección de instrumentos de cuerda frotada y pulsada. La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, acompañada del delegado de Economía y Empleo, Juan José Martín Arcos, visitaron el taller del luthier Daniel Gil de Avalle, para trasladar el apoyo de la Junta a la labor desarrollada por el maestro artesano en defensa de la revitalización de este arte ancestral.

La representante de la Junta en Granada destacó la labor "encomiable" de colectivos como éste para la conservación y el impulso del rico patrimonio material e inmaterial de la ciudad y ha incidido en el compromiso continuo del Gobierno andaluz que se canaliza en ayudas e incentivos para la modernización y el fomento de la artesanía.

El artesano dice que el premio le obliga a trabajar con una óptica más especializada

García felicitó a Gil de Avalle por el Premio Nacional de Artesanía 2016, un reconocimiento que culmina un largo recorrido iniciado con la concesión por parte de la Junta de la Carta de Maestro Artesano al luthier, cuyo taller está radicado precisamente en una ciudad declarada por la administración autonómica como Zona de Interés Artesanal (ZIA), que tiene el objetivo de identificar los diferentes oficios artesanos existentes y reconocer la importancia económica de esta actividad.

"Es necesario contribuir a que se visualice la labor fundamental de los artesanos y artesanas", indicó la delegada, quien apeló a la colaboración de los mismos a través de la inscripción de su actividad para continuar promoviendo el apoyo institucional. Según García, en Granada hay registradas unas 200 personas que desarrollan tareas vinculadas a labores artesanales, si bien se estima que sean muchas más las que trabajan en este gremio.

Por su parte, Gil de Avalle agradeció el apoyo institucional recibido, dado que se reconocen actividades que se remontan a tiempos inmemoriales, lo que obliga, puntualizó, a trabajar con más responsabilidad y desde una visión más especializada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios