Vivir

La Gran Taberna, dos décadas de encuentros

La Gran Taberna, dos décadas de encuentros La Gran Taberna, dos décadas de encuentros

La Gran Taberna, dos décadas de encuentros

Las esquinas son lugares para el encuentro. La confluencia entre dos calles, dos caminos que a veces interceptan direcciones e incluso hacen que algunos pasos perdidos se crucen. Por eso, las cafeterías, bares o tabernas -como en este caso- esquinados suelen tener un sabor especial. Hay una Taberna con vistas a Plaza Nueva que a juzgar por el halo que desprende ha sido testigo de muchos encuentros, algunos seguramente, también serían los primeros.

Hablamos de la Gran Taberna, ubicada en el número 12 de la céntrica plaza que fue abierta hace 22 años por Jerónimo González, Antonio Cabrera y Pepe Lastra, tres socios amantes de la hostelería y del sabor a solera andaluza. Estos tres mosqueteros captan la atención de quien entre en su territorio a base de buen humor y familiaridad a raudales. Esta casa tiene dos plantas y una gran barra sobre la que no pueden faltar los jamones colgados y las vitrinas con botellas antiguas. La zona superior, de mesas bajas, conecta con la de abajo a través de una balconada de madera vieja 'con solera', que casa perfectamente con el resto de la decoración.

SugerenciasLos montaditos, la tortilla de la casa y el gran lomo en orza

Esta es una Gran Taberna hecha desde el buen gusto y el cariño por el sabor auténtico de la Andalucía castiza. Así, sus especialidades son los embutidos ibéricos, los patés, los quesos, y las cervezas de importación.

En cuanto a las tapas, no son a elegir pero no importa porque gozan de una amplia variedad. A su tapa estrella, la tortilla de la casa -jamón york, orégano, queso y ajetes- le siguen la carne en salsa, las habas, el lomo plancha, la ternera, el chorizo criollo y las albóndigas.

En cuanto a su carta, lo que más destaca son sus montaditos. Requeté; anchoas del Cantábrico; salmón con aguacate o queso fresco; palometa con huevas o caviar; trucha asalmonada con queso fresco; bacon plancha con tomate o morrones; jamón de pato; medallones de sobrasada natural; croquetas o de seis variedades de queso, son solo algunos de toda la gama.

Además de las tablas de ibéricos y las ensaladas, en la Gran Taberna recomiendan especialidades como las brochetas de solomillo; brocheta de ave; fondue de queso; habas con jamón; pisto casero; rabo de toro; pulpo a feira; pimiento del piquillo rellenos o callos caseros.

En resumidas cuentas este local ha macerado y adquirido un aroma único al que no pueden aspirar los minimalismos ahora tan convencionales. Quien quiera entrar en la solera andaluza, ver techos altos, remates en madera y saborear grandes tapas y platos, su lugar de encuentro es esta taberna.

3 La Gran Taberna. Plaza Nueva 12, haciendo esquina con la cuesta del Chapiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios