Vivir

Granada se viste con diseños novel

  • La V Pasarela Estación muestra el trabajo de los jóvenes creadores en el Colegio Mayor Santa Cruz la Real

Granada se viste con diseños novel Granada se viste con diseños novel

Granada se viste con diseños novel

A contrarreloj. Sin aliento. Con el tobillo que aprieta el pedal que mueve el motor de la máquina de coser extenuado. Con retales de telas varias (tul, seda, algodón, pelo sintético) esparcidos por toda la casa, botones perdidos debajo del sofá y alguna que otra huella del anterior 'taller clandestino'. Con los ojos cansados de tanto mirar si ese bajo está recto, si el vestido cae de la forma adecuada... Gajes de un oficio duro y sacrificado pero tan satisfactorio que hasta los pinchazos accidentales de las agujas son bien acogidos.

Así pasaron los días previos a su gran día los diseñadores noveles de la Escuela Estación Diseño -posiblemente hasta desaliñados y con ojeras, aunque cueste creerlo- que la pasada semana sacaron lo mejor de su mente y manos. Hablamos de la V Pasarela Estación celebrada el jueves pasado en un enclave que aquella noche, más que nunca, rezumaba arte moderno así como renacentista: el claustro del Colegio Mayor Santa Cruz la Real.

Alrededor de 400 personas, amigos, familiares, alumnos de la escuela y expertos en moda, blogueros, y diseñadores como Antonio Gutierrez. Además de la presencia institucional representada por el delegado de Cultura Guillermo Quero. Sobre la pasarela hubo alta costura para todos los gustos: desde las más emocionales como Miradas de María Velasco y Grandir de Manja, hasta las que destacaron por su la calidad técnica y los acabados profesionales, como Identidad de Ross Marlon, Jardín Prohibido de DanielFez o Plantación Magnolia de Viki Noguer.

Esta pasarela tenía una motivación muy clara: ser un escaparate profesional para estos estudiantes así como una intención de alzar la voz en un tema concreto: el mundo de la mujer. Mar Guerra en su colección Deseo trató la libertad de la moda y el fin de los estereotipos de género. Marín presentó una mujer fuerte inspirada en la reina de corazones, Laura Garre revisó brillantemente el poder de las mujeres egipcias y Ada Montoro abordó el poder de las mujeres transgresoras con una fusión entre punk y ballet clásico.

Estación Diseño no fue la única presente, la del jueves fue una pasarela colectiva en la que se mezclaron estudiantes de diferentes escuelas y disciplinas: participaron alumnos de maquillaje de Escuela Superior de Imagen Integral D&D, estudiantes de la Escuela Internacional de Protocolo y la mayoría de las modelos procedían de las aulas de los cursos de modelos de la Agencia Aire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios