GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cine en el Altiplano

Huéscar, el "pueblito" de Granada que firmó la paz con Dinamarca tras 172 años de guerra

"Después de 172 años de una guerra muy pacífica, sin una sola gota de sangre derramada, Dinamarca y un pueblecito del Sur de España, Huscar (sic), firmaron ayer la paz durante una ceremonia sumamente folklórica y pacífica". Este es el primer párrafo de la noticia titulada Pueblito español y Dinamarca firmaron paz tras 172 años de guerra que salió publicado en un periódico de Lima (Perú) el 13 de noviembre de 1981, dos días después del histórico acto por el que aquel pueblito sureño –aunque en la geografía de Granada se identifica con el Norte– y al que de forma errónea nombraban como Huscar.

Recorte de un periódico peruano en el año 1981 que cuenta la historia Recorte de un periódico peruano en el año 1981 que cuenta la historia

Recorte de un periódico peruano en el año 1981 que cuenta la historia / P. Q.

Una anécdota más en esta rocambolesca historia de la "guerra pacífica" entre Huéscar y Dinamarca, que duró 172 años y que estos días ha sido desempolvada del cajón tras un tiempo algo olvidada. La razón de este 'renacimiento' del conflicto más sano del ‘mundo mundial0 no es otro que la puesta en marcha de un proyecto audiovisual hispano-danés que pretende contar esta historia como nunca se ha contado en el documental The longest war (La guerra más larga).

Esta película, por ahora, solamente ha echado a andar con una campaña de micromecenazgo y la búsqueda de apoyos que han lanzado los impulsores de la iniciativa, dos malagueños como el director Jorge Rivera y el guionista Jaime Noguera, ilusionados con llevar al cine esta historia lúdica.

Mucho se ha escrito y muchas intrahistorias surgieron después de que el investigador e histórico político granadino Vicente González Barberán descubriera en agosto de 1981 el documento en un archivo que certificara aquella guerra que su pueblo, Huéscar, inició con Dinamarca en el año 1809 sin que ningún combatiente sufriera un solo rasguño en estos casi dos siglos.

Hasta vino le envió Huéscar a Reagan y Breznev Hasta vino le envió Huéscar a Reagan y Breznev

Hasta vino le envió Huéscar a Reagan y Breznev / P. Q.

Por ejemplo, aquel periódico peruano que se hizo eco de esta noticia de alcance mundial también tenía otra pequeña pieza para destacar que desde Huéscar se envío vino andaluz al entonces presidente norteamericano Ronald Reagan y al dirigente ruso Leónidas Breznev como símbolo de la paz en medio de aquella Guerra Fría que libraban las dos grandes potencias mundiales.

El diplomático español José Antonio de Yturriaga, primo de González Barberán, realiza el relato de toda la historia antigua y moderna en su artículo La olvidada guerra entre Huéscar y Dinamarca que fue publicado en Vozpopuli. Yturriaga fue el representante que envío el Estado español a Huéscar para firmar la paz con el embajador danés Mogens Wandel-Peterson tras "arduas negociaciones".

Foto de archivo de aquella firma histórica de la paz en el 81 Foto de archivo de aquella firma histórica de la paz en el 81

Foto de archivo de aquella firma histórica de la paz en el 81 / G. H.

La noticia de que existe un proyecto para llevar este conflicto al cine ha creado a polémica a nivel local, con algún investigador negando que existiera tal guerra en un tono agrio. No obstante, el profesor de Historia del IES Alquivira, José Julio Martínez Valero, quita hierro al asunto y explica que en realidad fue "una guerra entre comillas”, pues fue la Junta Suprema Central (lo que hoy entenderíamos por España) la que declaró aquella guerra que llegaría a un acta de la Junta Municipal de Huéscar.

Así, durante la Guerra de la Independencia, la Junta Suprema, organismo que gobernaba el país durante la ocupación napoleónica, cortó las relaciones con Dinamarca, debido a la ayuda que prestaba este país franceses. Cuando la noticia llegó a Huéscar, el Ayuntamiento oscense declaró solemnemente la guerra a Dinamarca tal día como un 11 de noviembre de 1809. Sin embargo, tras la derrota de Napoleón y el regreso de Fernando VII a España, tanto los granadinos como los daneses olvidaron aquello dejando aquella declaración en el limbo.

Entrega de obsequios Entrega de obsequios

Entrega de obsequios / G. H.

Jorge Rivera, el director de The longest war que vivió 15 años en Dinamarca, conoció 'la guerra más larga' a través de su guionista Jaime Noguera y no dudó en plantear un proyecto con simbolismo: "Me pareció una historia supergraciosa, como de Berlanga, que estuvieran en guerra y no lo supieran y sobre todo por lo bonito que es darle la vuelta al conflicto y mandar un mensaje de paz en estos tiempos", manifiesta.

Por su parte, el guionista Jaime Noguera asegura que van a intentar hacer algo "ameno e interesante" y asegura que se han marcado el objetivo de "revivir y calentar" esa relación de hermanamiento entre Huéscar y el pueblo de Kolding que parece que se ha enfriado. Qué mejor que hacerlo a tan sólo dos años de que se cumplan 40 de la paz más divertida.

Hermanamiento entre Huéscar y Kolding

Carta oficial por el que se gestionó aquel hermanamiento con Kolding Carta oficial por el que se gestionó aquel hermanamiento con Kolding

Carta oficial por el que se gestionó aquel hermanamiento con Kolding / P. Q.

Dos años más tarde de la declaración de la paz en el año 1981, se produjo un hermanamiento entre Huéscar y el pueblo danés de Kolding que se reprodujo a lo largo de las siguientes décadas con representaciones en las calles del municipio oscense de vikingos y con desembarcos de daneses en el pueblo de las santas Alodia y Nunilón.

En la capital del Altiplano hay dos calles que recuerdan toda esta historia, como son la calle Kolding y la Dinamarca. Otra de las consecuencias de este curioso y bonito hermanamiento han sido los intercambios de estudiantes entre alumnos del Instituto La Sagra y los de Kolding.

Toda esta historia común a través de la firma de la paz, que en 2021 cumplirá cuatro décadas, es la que intenta revivir el proyecto de The longest war buscando impresiones de personajes implicados.

En este extracto de una carta oficial se puede observar como se gestó aquel hermanamiento en el año 1983 por el que años más tarde el Ayuntamiento de Huéscar acabaría nombrando a dos de sus calles como ciudad de Kolding y Dinamarca.

Calle de la ciudad de Kolding Calle de la ciudad de Kolding

Calle de la ciudad de Kolding / Mateo González

Placa de la calle Dinamarca Placa de la calle Dinamarca

Placa de la calle Dinamarca / M. González

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios