Asociación Antonio Vélez Ir al colegio, el regalo de Reyes de los niños de Nepal

  • La Asociación del montañero granadino Antonio Jesús Vélez recauda 5.000 euros para su proyecto contra la trata y la explotación infantil

El montañero granadino Antonio Jesús Vélez tenía el sueño de llevar a cabo un proyecto solidario en Nepal y al final, dos años después de su desaparición en los Alpes, sus familiares y amigos que conforman la asociación que lleva su nombre, lo han conseguido.

Gracias a los 5.000 euros que han logrado recaudar a través de esta entidad, la asociación Antonio Vélez han conseguido escolarizar a 200 niños en Nepal, su mejor regalo de Reyes. Con este gesto, añaden desde la asociación, logran evitar “que cada vez menos niños nepalíes terminen en la calle, niñas siendo traficadas en prostíbulos o a circos en la India”.

El deportista granadino, explican desde la asociación, comenzó a soñar con este proyecto cuando en el año 2015 un terremoto asoló Nepal, dejando a su paso 9.000 muertos y 22.000 heridos, además de un país completamente devastado. “Vélez soñaba con cambiar la suerte de estos niños y devolver a Nepal todo lo que sus montañas le habían regalado”.

Doscientos niños nepalíes podrán ir al colegio este año gracias a la asociación Antonio Vélez. Doscientos niños nepalíes podrán ir al colegio este año gracias a la asociación Antonio Vélez.

Doscientos niños nepalíes podrán ir al colegio este año gracias a la asociación Antonio Vélez.

El proyecto de la asociación que comenzó el año pasado y durará hasta el próximo 2023, comienza en la zona de Bagmati, distrito de Makwanpur, Nepal. El eje central de este proyecto consiste en crear una red de infraestructuras que prevenga que los niños y niñas más marginados en Nepal caigan en manos de las mafias que trafican con menores para su explotación sexual o laboral.

El objetivo, señala la asociación, se consigue a través de la escolarización de menores y la provisión del material escolar necesario a los niños de la zona para completar los estudios de primaria. Aparte del material escolar se les dará un juego de ropa escolar, una mochila, un sweater y un desayuno diario a base de cereales. Las familias seleccionadas viven en extrema pobreza y no pueden costear los materiales necesarios para el colegio.

El proyecto, que tiene un presupuesto anual de 5.000 euros se desarrolla en los colegios Bainseswor con 100 alumnos y en el colegio Raigau, con otros 100. El coste anual por niño es de 3 euros de material escolar (lápices, gomas, bolígrafos y cuadernos), 5 euros uniforme azul, 3 euros mochila, 4 euros suéter y 10 euros por desayuno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios