Conocimiento

Un Lego contra la basura espacial

  • Dos colegios de Granada irán a la fase final de un torneo que usa el juguete para recrear escenarios científicos

Gran final de la First Lego League Gran final de la First Lego League

Gran final de la First Lego League / G. H.

El equipo 'Los Platillos Giratorios' del Colegio Público Federico García Lorca del municipio de Güevéjar se ha ganado un viaje a Tenerife. Pero no de vacaciones, si no por haber logrado el primer puesto de la fase provincial del Torneo First LEGO League (FLL), con una idea para evitar basura en el espacio.

Como segundos clasificados, los miembros de 'Esco Rick', del Colegio Escolapios de la capital también acompañarán a los campeones hasta Canarias.

Los dos equipos accedieron directamente a la fase nacional del FLL, un programa que fomenta las vocaciones científicas y tecnológicas entre los jóvenes y cuya final se celebrará en marzo en Tenerife.

En cada convocatoria, a través de un nuevo desafío relacionado con una temática o problemática actual, FLL propone a los equipos participantes "descubrir la diversión y la emoción por la ciencia y la tecnología".

En esta edición, la octava que tiene lugar en Granada, se trataba de identificar un problema físico o social con el que se puede enfrentar el ser humano durante una exploración espacial de larga duración dentro del sistema solar.

Para ello, relata la Consejería, los equipos desarrollaron dos actividades principales. De un lado, un proyecto científico con el que deben usar su creatividad para diseñar una solución innovadora que resuelva el problema planteado; y de otro el diseño y la programación de un robot que debe superar una serie de misiones de manera autónoma en un tiempo limitado.

El Torneo local, auspiciado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Ciencias y Universidad, la Fundación Scentia y la compañía Vodafone, tuvo lugar en el paraninfo universitario del Parque Tecnológico de la Salud (PTS).

En él participaron un total de 235 jóvenes, que se integraron dentro de quince equipos en el desafío Into Orbit, y de cinco equipos en el reto Mission Moon, que contó con el apoyo de más de un centenar de personas entre docentes, que hacían a su vez de entrenadores, y voluntarios.

Como desgrana la Consejería en su comunicado, en el desafío Into Orbit, los jóvenes de entre 10 y 16 años han explorado el espacio, mientras en Mission Moon, para chavales de entre 6 y 9 años, han tenido que diseñar una base lunar provista de un cohete y mostrar sus ideas a través de un póster ilustrativo.

Así pues, el proyecto ganador del equipo 'Los Platillos Giratorios' consiste en el uso de bolsas de basura solubles en agua para las estaciones y naves espaciales.

La Consejería defendió la utilizada de FFLL ya que, además de subrayar los valores de creatividad, ingenio y diversión, "se persigue impulsar las materias STEM" –acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas–, porque "es uno de los objetivos fundamentales de la agenda educativa a nivel mundial".

Como defendió, estas competencias son "clave" para fomentar "una economía competitiva que dé respuesta a los retos reales de la sociedad", basada en el conocimiento, respetuosa con el medio ambiente y socialmente inclusiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios