Redes sociales Manuel Olivares, veterinario y youtuber

  • Como a las grandes estrellas de la red, el canal de vídeos le ha concedido una placa de plata por superar los 100.000 suscriptores atentos a sus consejos sobre las mascotas

Manuel Olivares, veterinario y youtuber Manuel Olivares, veterinario y youtuber

Manuel Olivares, veterinario y youtuber

Quizás algunos de sus clientes desconozcan que Manuel Olivares compagina su labor de veterinario servicial, concienzudo y amable con su faceta de youtuber. Dos facetas que compagina con el mismo éxito y grado de satisfacción porque ha alcanzado ya los 100.000 suscriptores en su canal de consejos sobre el cuidado de las mascotas y por el que ya cuenta, como las grandes estrellas de las redes, con su correspondiente placa de plata.

Olivares se inició en el mundo de las redes sociales hace siete años hablando con un compañero de su esposa. “Él es abogado, tenía una página para los inmigrantes y me comentó que la previsión era que en el futuro hubiese muchas consultas de este tipo”.

Él le puso en contacto con otro compañero informático y le aconsejaron que, además del blog, fuese creando una serie de vídeos para tratar estos temas. “Yo lo vi interesante y en febrero de 2013 empezamos a hacer vídeos”.

Aunque al principio las visitas fueron más tímidas, sus vídeos de la Clínica Veterinaria Olivares han llegado a tener hasta 500.000 visitas mensuales. “Son vídeos en los que comentamos temas que consideramos interesantes para los usuarios, por eso no son muy técnicos. Orientan sobre enfermedades o cuidados de los animales de compañía sin hablar de tratamientos específicos porque siempre hemos sidos contrarios a diagnosticar sin ver a la mascota”, comenta Olivares, quien aclara que esta es una cuestión fundamental en las labores de divulgación que él realiza. “No podemos saber, por ejemplo, si el animal tiene algún problema renal y podríamos recomendar un tratamiento que le haga daño”.

Por eso, insiste que no se pueden hacer diagnósticos on-line: “Nosotros orientamos pero no podemos decir si un bultito es un tumor o un quiste. Sólo informamos para que los propietarios estén al tanto y a partir de ahí tomen la determinación sobre si lo debe ver o no su veterinario”.

Aunque él fue uno de los pioneros, son muchos los que se han sumado ahora al tren de los consejos por internet. “Ahora hay muchos canales pero hay que tener cuidado porque no todos están hechos por veterinarios y la gente pone ciertas cosas en las que no hay mucho conocimiento. Eso puede conllevar a muchos errores”.

Pero del éxito de Olivares como youtuber no radica sólo en sus estudios y sabiduría, también en su capacidad para seleccionar los temas a tratar. “Ahora en el canal hay más de cuatrocientos vídeos. Al principio había muchas cuestiones para tratar, desde gestación, al parto o el aparato locomotor, enfermedades digestivas... Después, a lo largo de la consulta diaria, vas descubriendo aspectos que pueden ser interesantes”. Un ejemplo de esto fue la reciente preocupación por el coronavirus y los animales: “La gente estaba asustada y por eso hicimos vídeos informativos al respecto. Algunos temas se van preparando pero otros surgen.Esas dudas sobre la posibilidad del contagio de las mascotas dieron lugar a que se abandonasen más durante la pandemia. Por eso decidimos aclarar que los animales no padecen como tal el conornavirus”.

Si bien al principio contó con el soporte informático para buscar maquetas y a manejar los programas, ahora Olivares es su propio community manager y el informático se limita a evitar a los hackers. Lo que sí cuenta ahora es con la ayuda de sus hijas, que como todas las adolescentes son unas entusiastas de las redes sociales. “A ella les llama la atención y está bien que cooperen en estas cosas que les gustan. Además están muy contentas porque su padre es youtuber”.

También tiene la página de la clínica y otra en Facebook así que, ¿cuántas horas al día o a la semana puede haber detrás de ese éxito? “Diariamente entre media hora o tres cuartos al día. Y cuando hay que editar vídeos –que suelo hacerlo una vez a la semana– alrededor de una hora y media”.

Aunque en su ciudad el canal de publicidad que mejor funciona es el boca a boca de la clientela, ha recibido visitas de clientes que llegan de fuera de Granada, una prueba de que Olivares convencen a sus seguidores como otras grandes estrellas de las redes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios