Vivir

Las Maribolis Huéscar hacen del 'encaje de bolillos' un arte sencillo

El grupo Las Maribolis de Huéscar organizó el Primer Encuentro de Bolillos. El grupo Las Maribolis de Huéscar organizó el Primer Encuentro de Bolillos.

El grupo Las Maribolis de Huéscar organizó el Primer Encuentro de Bolillos. / juan miguel alonso

El domingo fue muy fácil, contra lo que dicta el refrán, hacer encaje de bolillo en Huéscar, gracias al Primer Encuentro de Bolillos celebrado en la ciudad de la Paz. El grupo de bolillos Las Maribolis de Huéscar, reunió a 120 mujeres y un hombre de catorce asociaciones, en el Pabellón de Deportes para, durante todo el día, hacer bolillos y mostrar a los más de 1.000 visitantes que pasaron durante la jornada.

El grupo de trabajo de bolillos surgió en Huéscar fruto de la crisis, la dueña de una mercería oscense, Paqui Martínez Román, ante la dificultad que entrañó dicha crisis, ideó formar en su establecimiento grupo de trabajo de bolillos. Fruto de esto y con un aprendizaje totalmente autodidacta por parte de las 18 mujeres que forman el grupo, llegan a presentar este encuentro a nivel nacional. Antes han participado en otros encuentros por toda la geografía nacional, y con lo aprendido en todos ellos, debutaron en Huéscar.

"Un éxito rotundo que ha cumplido las expectativas marcadas", así lo califica Paqui, presidenta del grupo, el encuentro celebrado el domingo, aunque también reconoce que queda clavada una espinita, "sólo ha participado un hombre, perteneciente al grupo La Gloria de Aguadulce de Almería", y es que uno de los objetivos era reunir a señores que hacen bolillos, porque el lema del encuentro era Por la Igualdad y la Innovación.

Además de la muestra en vivo de la actividad, en el mismo lugar, se desarrolló la venta de material necesario para este arte, dándose cita seis puestos de venta de primera calidad, destacando el de Aurora Ramos, prestigiosa firma nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios