Vivir

Moros y Cristianos, tradición ancestral y reclamo turístico

  • La festividad, declarada de interés en Andalucía, se remonta al siglo XVI y tiene lugar en Benamaurel, Zújar y Cúllar desde el pasado sábado

La Virgen de la Cabeza procesionó durante la mañana de ayer por las calles de Benamaurel. La Virgen de la Cabeza procesionó durante la mañana de ayer por las calles de Benamaurel.

La Virgen de la Cabeza procesionó durante la mañana de ayer por las calles de Benamaurel. / REPORTAJE GRÁFICO: MIGUEL ÁNGEL MOLINA / EFE

Los municipios de Benamaurel, Cúllar y Zújar, los tres en la zona norte de la provincia de Granada, reciben desde el sábado a miles de turistas para disfrutar de sus fiestas de Moros y Cristianos, una tradición declarada de Interés Turístico de Andalucía que nació en el siglo XVI.

El volteo de campanas, el disparo de cohetes y el jolgorio marcan estos días el calendario de estos tres municipios norteños, protagonistas de las fiestas de Moros y Cristianos en honor de la Virgen de la Cabeza, en las que participan sus alrededor de 10.000 habitantes.

El hilo conductor de los festejos es el culto a la Virgen de la Cabeza

Las tres localidades cuentan con el aval de haber sido declaradas de Interés Turístico de Andalucía y ofrecen, bajo la promoción de la Diputación de Granada, programas que han dejado de rivalizar para convertirse en referente de la provincia.

El alcalde de Benamaurel, Juan Francisco Torregrosa, explicó a Efe que estas fiestas tienen su origen en el siglo XVI aunque este año se cumplen cuatro décadas desde que se instauró el "modelo levantino" de comparsas.

Torregrosa comentó que desde el comienzo del fin de semana y hasta el final de las fiestas, el municipio recibirá a unas 10.000 personas, entre turistas y vecinos que emigraron y aprovechan para volver, por lo que la tradición ancestral de estos moros y cristianos representa un acicate económico y turístico.

El alcalde de Benamaurel destacó además que, junto a Cúllar y Zújar, mantiene una estrategia común para divulgar una tradición centenaria que coincide en el calendario

El primer edil desgranó que las tres fiestas se complementan y ofrecen múltiples perspectivas que van desde la devoción religiosa, el folclore que representan la música, el baile o el colorido de los vestidos o la gastronomía de estas fiestas.

El nexo común de las tres citas festivas es el culto a la Virgen de la Cabeza, que ha devenido con los años en una rica manifestación cultural, donde se suman también la tradición y la promoción turística por la explosión de colorido y música de las fiestas de Moros y Cristianos, y Los Papeles, el 'libreto' de la representación teatral.

El drama místico Cautiverio y rescate de Nuestra Señora de la Virgen de la Cabeza es popularmente conocido como Los Papeles, que fueron interpretados en Benamaurel y Zújar entre ayer y hoy.

Este auto sacramental es considerado como "la fiesta de moros y cristianos de mayor contenido de cuantas se celebran en España", data del siglo XVIII y principios del XIX y anteriormente ya existieron otras representaciones que cayeron en desuso.

Pese a la promoción común, cada población tiene su manera de celebrar estas fiestas: de Benamaurel destacan los desfiles y las peleas donde se simulan las batallas entre ambos bandos en las que participan uno de cada cuatro vecinos, en Cúllar la coronación de los nuevos reyes, moro y cristiano, en las escalinatas de la Iglesia Parroquial y en Zújar, su romería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios