Vivir

La Nonna se va con la receta a la Vega Alta

  • La mítica heladería amplía su oferta con un servicio de cafetería tras trasladar sus intalaciones de la Avenida de América a Churriana

Una copa de helado en servida en el nuevo establecimiento de Churriana. Una copa de helado en servida en el nuevo establecimiento de Churriana.

Una copa de helado en servida en el nuevo establecimiento de Churriana. / g. h.

Con el mismo sabor y la misma pasión de siempre, pero en un local más grande, más acondicionado y ampliando la oferta con servicio de cafetería. La nonna se ha llevado la ricetta de la Avenida de América de Granada a la de San Ramón, 111, en Churriana de la Vega. Es en este enclave metropolitano donde Manuel Jiménez ha decidido instalarse para seguir endulzando y refrescando los veranos, pero ahora también las mañanas y tardes durante todo el año.

Y es que si La Ricetta della Nonna (expresión italiana traducida al español como 'la receta de la abuela') era ya todo un reclamo por la originalidad de sus gélidas propuestas, La Nonna promete no dejar indiferente a nadie. Cuenta Jiménez que la idea es poder ofrecer "desayunos, meriendas con creps y gofres y, por qué, no algunas cervecitas con tapas frías". Aunque el nombre del negocio ha perdido el sustantivo ricetta, la auténtica receta para conseguir los sabores más inesperados la sigue teniendo Manuel… Bueno, y también la nonna.

El helado de mojito es uno de los más demandados por los clientes de este local

Jiménez, que se lió la manta a la cabeza en 2006, pronto convirtió su heladería en toda una institución del Zaidín. No en vano, su cartel rosa y sus toldos verdes no sólo creaban una agradable sensación cromática, sino que, en estos 12 años, prácticamente han servido de puerta de entrada al populoso barrio desde el Camino de Ronda. Allí forjó una clientela que ahora no dejar pasar la ocasión de visitar su nuevo local de martes a sábado de 7:00 a 00:00 horas y los domingos y festivos de 9:00 a 00:00.

Cuando se habla de 'receta de la abuela', a todo hijo de vecino se le viene a la mente de manera inmediata un caldo caliente, una sopa. O, aplicado al mundo de los cucuruchos y las tarrinas, sabores de siempre muy trabajados como el chocolate, la fresa o la vainilla. Pero esta abuela es muy moderna. Y, además de usar las fórmulas clásicas, sorprende a propios y extraños con helados de cookies, Baileys o, el que más triunfa entre los clientes; "el de mojito", tal y como confiesa Manuel Jiménez. Helado y mojito son dos palabras que nunca deberían faltar en un verano. Si alguien puede hacer que vayan juntas, uno sólo puede quitarse el sombrero y aplaudir ante tamañana obra de arte.

"Lo de la Ricetta se lo dedicamos a un italiano maravilloso que, cuando me enseñaba, me dijo que me daba las recetas de su abuela", explica Jiménez. El helado es el equivalente repostero a la pizza o la pasta en el país transalpino. Todo un icono que Jiménez ha convertido en culto. En La Nonna de Churriana podrá acompañarse además de un buen café, una tostada o un dulce caliente. Que la tradición continúe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios