Navidad

Precauciones a tener en cuenta con los animales de compañía y la pirotecnia

Precauciones a tener en cuenta con los animales de compañía y la pirotecnia

Las fiestas son algo que se suelen relacionar con la pirotecnia. Y Navidad es una temporada donde se lanzan muchos de estos ruidosos artefactos. El estruendo que producen hacen que los animales, que cuentan con una mayor sensibilidad en sus orejas, acaben asustándose, cosa que en algunos casos producen que salgan huyendo y acaben perdiéndose.

Así cada año el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios (CACV) lanza un mensaje a la sociedad sobre el cuidado, bienestar y salud de los animales, con campañas como las que fomentaban la adopción animal, la lucha contra el abandono tras las fiestas o la Seguridad Alimentaria en las comidas navideñas.

Para este 2023 se ha llevado a cabo una campaña de concienciación, publicada en redes sociales, a través de un vídeo donde se aportan una serie de consejos para proteger a los animales de compañía del miedo a la pirotecnia en las celebraciones navideñas.

Los pequeños animales como perros, gatos, hurones y conejos necesitan ser tratados con especial cuidado en estas fechas tan señaladas del calendario cuando se tiran petardos o fuegos artificiales cerca de ellos. Estos animales se asustan fácilmente. ya que son especialmente sensibles a los ruidos fuertes e inesperados. Esta reacción se debe a que tienen una audición muy aguda y los ruidos fuertes pueden causarles dolor en los oídos y una sensación de alarma.

Este 2023, los veterinarios andaluces señalan la importancia de reflexionar a los dueños de animales de compañía, con la intención de saber anticiparse a las situaciones que generan estrés o ansiedad, como son los fuegos artificiales, ya que, si el episodio ocurre en la calle, pueden huir desorientados, lo que cada año causa pérdidas de mascotas, desorientaciones, atropellos, accidentes, etc. En los hogares, por su parte, y no estando el cuidador presente, pueden llegar a saltar desde el balcón en su deseo de escapar.

Las medidas paliativas en dichos casos son variadas, entre las que se encuentran sacar a pasear al animal de compañía cuando no ocurran los episodios de pirotecnia, y llevarlo siempre atado para que no se asuste ni se escape; dentro de casa, la acción más eficaz es alejar al perro o gato del ambiente que le provoca la fobia. Si no es posible trasladar al animal a un entorno seguro, libre de petardos, hay algunos aspectos para tener en cuenta que se incluyen en esta campaña.

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, además de lanzar estas recomendaciones, advierte de la necesidad de acudir a tu veterinario en caso de que la mascota persista en la fobia o ansiedad, donde, en función del nivel de estrés procederá con un tratamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios