Turismo

La Prehistoria es una fiesta

  • Cientos de personas visitan el municipio de la comarca de Los Montes para participar de las jornadas más trogloditas de la localidad

  • El evento cumple 17 años

Niños y adultos en el tren que se dirige a la Cueva de las Ventanas Niños y adultos en el tren que se dirige a la Cueva de las Ventanas

Niños y adultos en el tren que se dirige a la Cueva de las Ventanas / Jaime CInca (Granada)

Soy el único troglodita con un Iphone”, aunque sea anacrónico, es posible. Ver a un hombre de Neanderthal con un teléfono inteligente de la compañía de la manzana sólo puede pasar en el municipio de Píñar, una pequeña localidad de la comarca de Los Montes donde se celebró ayer la Fiesta de la Prehistoria, una jornada en la que tanto pequeños y mayores participan de las más diversas actividades enfundados en disfraces de ropajes que hombres y mujeres llevaban como atuendo normal hace miles de años.

El municipio del interior es conocido porque allí se puede encontrar la Cueva de las Ventanas, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC) y Monumento natural de Andalucía. El lugar, es un impresionante yacimiento que ha sido habitado desde el Paleolítico Superior. Los primeros pobladores datan de hace 20.000 años y más tarde la ocuparon íberos, visigodos, romanos y almorávides, como señala a este periódico una de las guías de la gruta, Mónica Oria.

Uno de los participantes de la Fiesta de la Prehistoria atiende el teléfono Uno de los participantes de la Fiesta de la Prehistoria atiende el teléfono

Uno de los participantes de la Fiesta de la Prehistoria atiende el teléfono / Jaime Cinca (Granada)

La cueva es impresionante. Es peculiar porque fue habitada en el paleolítico superior y, además, hay vestigios de hienas de una época en la que se pensaba que habían desaparecido de la Península Ibérica. Recibimos de 40.000 a 50.000 mil visitantes al año”, señala Oria.

El municipio fue una absoluta fiesta. Las visitas teatralizadas y gratuitas a la gruta sólo eran una de las diversas actividades que se celebraron en la jornada de ayer. El municipio recibe alrededor de mil visitantes que pueden bailar al son de la charanga más troglodita y participar en la guerra de clanes, una competición donde los que lo desean luchan contra otros neanderthales en diferentes pruebas donde deben demostrar su destreza, como la prueba de tiro con arco, como cuenta uno de los organizadores Antonio Arguelladas. “Todos los años crece en número de visitantes”, señaló.

En ese sentido también se pronunció la organizadora del evento, Laura Torres: “Cada año las fiestas se están haciendo más populares, sobre todo por los medios que hay hoy en día, simplemente viniendo con el disfraz llama mucho a la gente”.

Uno de los figurantes durante una visita teatralizada Uno de los figurantes durante una visita teatralizada

Uno de los figurantes durante una visita teatralizada / Jaime Cinca (Granada)

Casi todo el mundo se disfraza de troglodita en el municipio en La fiesta de la Prehistoria, incluso integrantes de la corporación municipal. La concejal de Fiestas de Píñar, Silvia Villalta, explicó que el municipio mantiene este evento –cumple este año 17 ediciones– para dar a conocer los registros prehistóricos de su entorno y convertirlos en motor turístico y económico.

Enmarcada en la semana cultural de la localidad, esta fiesta se centra en la promoción turística de La Cueva de las ventanas, el monumento ya citado donde incluso en su interior, en su gruta más profunda se organizan obras teatrales, conciertos y se celebran bodas.

Por otra parte, en Píñar para comprar el pan o tomarse una cerveza, aunque en los bares no le hacen ascos a la moneda europea actual se pueden usar las europiedras, la unidad de pago durante la jornada en comercios del pueblo, una moneda de cerámica con el mismo valor que el euro y que sirve para pagar esas carnes paleo que compiten en la ruta de la tapa local.

Niños participando en diversos talleres, una charanga recorriendo el pueblo, pasacalles, múltiples posibilidades para divertirse hubo en la Fiesta de la Prehistoria y, además, el Ayuntamiento estrenó este año una coreografía de danza urbana troglodita antes de ofrecer una exhibición de encendido de fuego por fricción, una forma de poner las ascuas a la barbacoa al más puro estilo de antaño y gratuita para los que corretean por el pueblo en taparrabos.

Píñar está a tan sólo media hora de la capital granadina y además de la Cueva de las Ventanas cuenta con vestigios árabes, ya que un castillo corona la cima más alta del municipio. A la localidad acude gente del pueblo que emigró a diversos países europeos para buscarse la vida y que aún tienen sus raíces en el pueblo. “Yo le diría a la gente que esto no debería perdérselo nadie, ya no sólo por La cueva de las ventanas y el castillo, sino por la gastronomía. Además aquí acogemos a la gente como si fuera de la familia” señaló a este periódico la organizadora del evento, Laura Torres.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios