Vivir

La Universidad se pone verde

  • El servicio de comedores de la UGR incluye como novedad menús veganos y vegetarianos

La Universidad se pone verde La Universidad  se pone verde

La Universidad se pone verde

Pipirrana, arroz de la huerta, tortilla de berenjena y, de postre, manzana. Son los platos que componen uno de los primeros menús vegetarianos del servicio de comedores de la Universidad de Granada. También habrá platos veganos y, de cara al próximo curso, una opción sin gluten. "Estos menús dan respuesta a nuevos hábitos de los estudiantes que, a su vez son reflejo de nuevos hábitos sociales", indica la vicerrectora de Responsabilidad Social, Teresa Ortega.

La propuesta más verde de la UGR para los usuarios del servicio de comedor está todavía en fase de pruebas. No se oferta todos los días y se trabaja en evaluar la demanda de estos platos veganos y vegetarianos, según indica el coordinador del servicio, Ignacio Freire. Sin embargo, el objetivo está ahí. De cara al próximo curso se prevé que cada día haya una opción que prescinda de proteína animal y dos platos a elegir para quienes quieran un menú vegano o vegetariano y quienes prefieran una opción con carne o pescado. La inclusión de estas opciones una vez por semana -por ahora- "es un primer paso y supone un gran esfuerzo", añade el director de comedores, Alejandro Martínez. Éste adelanta que otra de las metas propuestas de cara al mes de septiembre es incluir un menú sin gluten para celíacos.

El servicio de comedor la Universidad de Granada tiene entre 2.100 y 3.000 comensales cada día repartidos en cinco puntos de la ciudad: Informática, Carlos V, PTS, Fuentenueva e Isabel la Católica. La petición por parte de los estudiantes de opciones sin carne ni pescado o específicas para celíacos no son nuevas y ahora se trabaja para dar respuesta a esas demandas.

Para avanzar en la ampliación de los menús -como incluir platos sin gluten- se ofrecerá a los trabajadores formación específica. También se tiene previsto acometer este verano una reforma en las cocinas, necesaria para evitar contaminaciones en la elaboración de los platos. A finales de septiembre se reabrirán los comedores, se analizará la demanda y se tomarán decisiones. "Es un cambio importante", señala Martínez, que baraja como posibilidad que en un principio se ofrezca la opción para celíacos como menú para llevar y, más adelante, como plato para tomar en el comedor.

Por ahora ya hay opción sin proteína animal en un servicio que mantiene su precio en 3,50 euros por menú. La opción vegana es "más estricta", ya que prescinde del uso de leche, huevos y derivados, indica Freire. "Incluye verduras y legumbres", mientras que los platos vegetarianos sí permiten ingredientes como el queso o los huevos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios