Vivir

Quien comparte el mismo porrón reparte alegría

Quien comparte el mismo porrón reparte alegría Quien comparte el mismo porrón reparte alegría

Quien comparte el mismo porrón reparte alegría / reportaje gráficO: carlos gil

Recipiente con vientre abultado y un 'cuerno' por el que normalmente sale el vino - y luego mancha en la mayoría de casos-. Esto no pasaba hace 100 años, el dominio del porrón era algo incrustado en todas las familias, y en ninguna de ellas se vería el hoy típico hilillo de vino resbalando desde la comisura de los labios hasta la barbilla -y si la suerte nos ha abandonado del todo, llegará hasta el pecho dejando la huella funesta del vino-.

El porrón es historia semiviva que se está revitalizando gracias a esa nostalgia que nos caracteriza al humano, ayer se consideraba demodé y hoy, jóvenes como José Ramón Torres Vallejo, lo alzan como emblema de su negocio. Hablamos del bar restaurante Vinos y Porrones ubicado en la calle Ángel Ganivet número 8, donde además de ofrecer una carta llena de platos más que interesantes, se centran en ofrecer al cliente esa herencia del compartir frente a un porrón, ya sea de vino, cerveza o sidra. La cuestión es que no se pierda, cuenta José Ramón, que decidió instaurarlo en su bar en recuerdo de su abuela que siempre bebía de ese recipiente.

SugerenciasLas entrañas en salsa chimichurri y los huevos rotos con jamón asado

En cuanto a la mencionada carta, el joven dice que está confeccionada al detalle y mirada "con lupa". Muestra de ello son algunos de sus platos, entre los que destacan el bacalao gratinado con alioli de miel de caña; las entrañas -tipo de corte argentino de vacuno- con salsa chimichurri; los alcachofines de jamón ibérico, foie y reducción de Pedro Ximénez; el clásico jamón asado; el cremoso de queso y salmón ahumado o los huevos rotos con jamón asado.

Hay que subrayar que en este local todo está diseñado para compartir, de este modo, sus raciones son ideales para poner en el centro de la mesa. Siguiendo con este ánimo, el Vinos y Porrones ofrece este fin de semana un menú especial de San Valentín para compartir, obviamente para parejas, por un precio de 50 euros. El menú consiste en un dúo de paté casero y cremoso de salmón, daditos de bacalao gratinado con alioli de miel, solomillo con salsa de cítricos y de postre corazones de hojaldre.

3 Bar restaurante Vinos y Porrones. Calle Ángel Ganivet 8. Horarios: de lunes a jueves abierto de 8 horas a 3 de la mañana, cerrado entre las 16 y 20 horas. Viernes y sábados abierto ininterrumpidamente. Los sábados abren a las 11 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios