Investigación

¿Qué cosas provocan el estrés de las plantas?

  • El Parque de las Ciencias dedica su nueva Ventana a la Ciencia para descubrir la respuesta a través de experiencias interactivas

Presentación de la Ventana a la Ciencia Presentación de la Ventana a la Ciencia

Presentación de la Ventana a la Ciencia

La ciencia ha demostrado que las plantas también se estresan, que existen parámetros que afectan a su salud y bienestar que además generan mecanismos de respuesta ante posibles agresiones. Científicos de la Universidad de Jaén se han centrado en este área y responden a curiosidades en la Ventana del Parque de las Ciencias, donde se responderá a la pregunta: ¿Se estresan las plantas?.

El espacio lo protagoniza el grupo de Bioquímica y Señalización Celular liderado por el Catedrático de la Universidad jienenses Juan Barroso y muestra la importancia de estudiar qué perjudica la salubridad y viabilidad de las plantas y cómo contribuir a ampliar sus mecanismos de defensa.

Para acercar a los visitantes a este área de la ciencia, el grupo de Jaén ha diseñado un programa de experimentos que trasladará al público a un laboratorio real y le permitirá conocer a través de la participación cómo es el día a día de un investigador, además de conceptos científicos relacionados con el ámbito.

Es el caso de los dos principales tipos de estrés que sufren las plantas y que afectan a su viabilidad, el que provocan seres vivos como virus, bacterias, insectos o plagas, y el estrés abiótico generado por alteraciones físico-químicas y medioambientales, desde el entorno a la sequía, las inundaciones o la intensidad lumínica.

Entre las opciones de experimentos que ofrece este espacio del Parque de las Ciencias, los investigadores de la Universidad de Jaén han preparado dos opciones participativas con plantas de girasol para poner de manifiesto cómo las situaciones de estrés originan especies de oxígeno y nitrógeno reactivo. Son las principales responsables del daño celular originado en la planta y hacen que se defienda a través de sistemas antioxidantes que controlan a esas especies.

En el primero de ellos se observa la respuesta de una planta de girasol ante el daño mecánico provocado por presión, similar al ejercido por la mordedura de un herbívoro o la picadura de un insecto. Para detectar el estrés de la planta, los asistentes utilizarán un sistema de colorantes que permitirá identificar las zonas que han sufrido daño.

En un segundo experimento, se pondrá de manifiesto la presencia y el mecanismo de acción de los sistemas de defensa antioxidante de vegetales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios