Planes alternativos

La Orden, el primer escape room de Granada abierto en plena pandemia

  • María Isabel García propone un plan de ocio seguro en su sala de juego en vivo de La Zubia, inaugurada el 18 de agosto, donde los jugadores deberán resolver una desaparición

La creadora del 'scape room' La Orden posa en el interior del local. La creadora del 'scape room' La Orden posa en el interior del local.

La creadora del 'scape room' La Orden posa en el interior del local. / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

María Isabel García López hizo su primer escape room el año pasado durante Semana Santa. Su grupo de amigos y ella decidieron probarlo tras escuchar hablar de estas salas de juego en vivo, cuya popularidad en Granada no ha parado de crecer desde 2016. Acabaron haciéndose escapistas y formando un equipo llamado Banana Team. "Tras completar el primero no pudimos parar y después de ir a varios me picó la curiosidad. Me puse a pensar: 'Si yo tuviese uno, ¿cómo sería?'. Me surgieron ideas de temáticas. Como no tenía trabajo pensé en jugármelo todo a una carta”, cuenta García cuando se le pregunta por el origen de La Orden, su escape room recién inaugurado en La Zubia hace tan sólo una semana.

La idea de abrir algo así se la planteó en noviembre. Un mes después ya tenía el proyecto montado. "Justo cuando estaba a punto de empezar la obra en el local pasó lo de la pandemia. Una vez acabo el confinamiento, me puse en marcha. Todo el mundo creía que iba a parar. Yo pensaba que era el momento, que teníamos que empezar a salir y que esto iba a funcionar", reconoce. Las reformas en el espacio duraron todo el mes de junio entre pintar, amueblar, montar el juego, pedir permisos y llevar a cabo test de tiempos con grupos experimentales. Finalmente, la inauguración se hizo el 18 de agosto.

Una de las salas del espacio de ocio en vivo ubicado en La Zubia. Una de las salas del espacio de ocio en vivo ubicado en La Zubia.

Una de las salas del espacio de ocio en vivo ubicado en La Zubia. / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

Los escape rooms se presentan como una opción segura de ocio ante la actual situación. "Nosotros desinfectamos todo entre grupo y grupo. En este escape room todo se puede tocar. Tenemos mascarillas por si alguien necesita o se le ha olvidado. En la entrada hay un bote de gel hidroalcohólico para la desinfección de manos. Dentro de las salas también hay para que cada equis tiempo te vayas desinfectando. Pueden estar tranquilos porque lo limpiamos todo a conciencia", recalca García. No sólo siguen estrictas medidas de seguridad e higiene. También tienen acotado el número de personas por turno: el mínimo son dos personas y el máxima seis. "Al final vienes con gente con quien te relaciones y no con desconocidos", declara la dueña que destaca "la variedad en los perfiles": "Lo mismo te viene una pareja jovencilla que unos padres".

Una manera segura y sana de divertirse

"Ojalá se abran muchos más porque es una opción segura y muy sana para divertirte. Sólo queremos que la gente se lo pase bien. Echas el rato pensando, trabajando en equipo con tus amigos, intentando descubrir un misterio. Es una manera muy sana de pasar el rato", asegura. Lo que más le gusta a esta granadina de los escape room es que "cuando acabas la historia ésta tiene una moraleja y aprendes una enseñanza". "Monté la historia de La Orden con ese fin. Salir concienciado con un tema", señala.

Objetivo: averiguar el misterio de una desaparición

En este caso, se trata de un escape room de misterio. "Ha habido una desaparición en un instituto. Los jugadores van a entrar en un instituto y tienen que resolver ese misterio. Tienen que intentar averiguar qué le ha pasado a su amiga", explica esta joven natural de Las Gabias respecto a la trama del juego. Los participantes tendrán que resolver esa pregunta a través de juegos de lógica. "No es simplemente buscar llaves y abrir candados. Tienen 60 minutos para resolver el misterio y salir", zanja.

La fachada del local de ocio, ubicado en La Zubia. La fachada del local de ocio, ubicado en La Zubia.

La fachada del local de ocio, ubicado en La Zubia. / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

El juego, según García, "está continuamente cambiando para que mejore". "Lo importante es que la gente se divierta. No pueden salir frustrados de la sala", recuerda. Por ahora, "la mitad ha salido con tiempo y la otra se queda a las puertas de resolver el enigma". "La dificultad es media. Otros compañeros con escape rooms me comentan que no es de los más fáciles pero tampoco imposible", sostiene.

Un negocio en expansión en la ciudad

Para esta joven, el negocio de los escape room está en expansión en la ciudad. "Desde el año pasado se han abierto bastantes. Ahora si viene gente de fuera de la provincia para hacer rutas. Hay muy buen ambiente entre los diferentes dueños de las salas. Todos te ayudan. Cualquier cosa que he necesitado me han aconsejado", asegura la granadina, que agradece el apoyo recibido por sus padres, pareja y amigos. Después de abrir en mitad de una pandemia, María Isabel, dice, está "preparada para todo aunque un poco de miedo siempre hay por si vuelven a confinarnos". Todo se andará. Mientras tanto, a jugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios