Vivir

Paraíso escondido: ¿Por qué esta playa semivirgen de Granada ha entrado en el 'club' de las banderas azules?

¿Por qué esta playa paradisíaca de Granada ha entrado en el 'club' de las banderas azules?

¿Por qué esta playa paradisíaca de Granada ha entrado en el 'club' de las banderas azules?

Como recién caída de las montañas y a pocos metros de las casas que vigilan las olas. Esta playa granadina ha sido aceptada este año dentro del selecto club de las que cuentan con una bandera azul. Se trata de un distintivo de calidad y servicios otorgadas por a Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE) desde 1987 a todas aquellas playas, puertos y embarcaciones que se encuentren dentro de los citados criterios de sostenibilidad.  Quiere decir que cumplen con una serie de criterios agrupados en cuatro bloques: Información y Educación Ambiental, Calidad del Agua, Gestión Ambiental y Seguridad y Servicios. 

Este paraíso escondido a las faldas de la Alpujarra baja, en Lújar, ha sido la última playa granadina en adquirir este sello lo que completa el marco de 14 zonas litorales de Granada que los ostentan. Se trata de la enorme playa de Cambriles, dividida entre dos municipios, Lújar y Castell, a lo largo de sus casi mil metros de extensión. 

Quizás es menos conocida que sus compañeras mediterráneas de zonas más turísticas como Almuñécar, Motril o Salobreña pero, sin duda, se trata de un espacio semivirgen que hay que visitar. Efectivamente es una playa tranquila y diáfana donde el contacto con la naturaleza no se deja empañar por las masificaciones de otras playas urbanas. 

Cambriles Cambriles

Cambriles

Servicios, chiringuito y parking

Muy cerca de un puerto deportivo, Cambriles cuenta con parking para 100 coches, chiringuito donde poder hacer el reposo del sol y la arena, acceso para personas con movilidad reducida, acceso a pie, duchas y papeleras.  

Arena negra, fondo marino protegido

La naturaleza y la apariencia semivirgen de esta playa hace que sus encantos se multiplican en cuanto se lanza una mirada panorámica. Cambriles, en su parte perteneciente a Lújar, cuenta con 450 metros de longitud de arena oscura y normalmente el mar llega a su orilla tranquilo y con pocas olas. Es un lugar perfecto donde pasar un día de playa sosegado y desprenderse del reloj. 

Dentro del agua, la maravilla se multiplica: su fondo marino está protegido debido a su riqueza biológica y allí habitan multitud de especies como grandes pulpos, morenas y el espectacular pez luna que hace las delicias de los amantes de las profundidades y de la fauna

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios