Conservación de la especie

Un refugio para murciélagos en el corazón de la Alpujarra

  • Instalan en la central hidroélectrica situada en el municipio de Pampaneira una guarida para este mamífero que vuela

Los murciérlagos de la central hidroeléctrica de Pampaneira, en pleno corazón de la Alpujarra, tendrán un nuevo lugar donde pernoctar. Endesa ha instalado una casa-refugio para estos animales en sus citadas instalaciones. La iniciativa está enmarcada dentro del proyecto Endesabats, con el que la compañía estudia las colonias de estos mamíferos que existen en sus centrales con el objetivo de protegerlos, preservarlos, y compatibilizar esta protección con su actividad de generación de energía.

Doce de las 32 especies de quirópteros (murciélagos) que alberga nuestro país son vulnerables y una ya está en peligro de extinción. Todas las especies de quirópteros europeos están protegidas y muchas están amenazadas a escala global, lo cual justifica la importancia de trabajar para mejorar sus poblaciones y asegurar su conservación.

El objetivo del proyecto de la empresa eléctrica es saber qué especies de estos animales habitan en las centrales, qué infraestructuras utilizan como refugio, qué uso hacen de ellas y qué valor pueden representar las instalaciones de Endesa para la conservación de los mamíferos. Este grupo zoológico tiene una gran importancia ecológica como depredadores de insectos nocturnos, lo que les convierte, al mismo tiempo, en un importante aliado de la agricultura y la silvicultura como controladores de plagas.

En total, la compañía eléctrica ha instalado cinco refugios para murciélagos en centrales hidroeléctricas ubicadas en las provincias de Granada, Jaén, Málaga y Sevilla. Además, tiene previsto la instalación de otras seis a lo largo de los próximos meses en Sevilla y en el área de Córdoba-Linares. Las centrales involucradas en este proyecto han sido las de Pampaneira (Granada), Gobantes (Málaga), Gaitanejo (Málaga), Pintado (Sevilla) y Doña Aldonza (Jaén).

En toda España, se ha detectado la presencia de 23 de las 32 especies de murciélagos existentes en las instalaciones de Endesa (5 de estas 23 especies están catalogadas como vulnerables, y una se encuentra en peligro de extinción), al tiempo que se espera que las medidas de mejora que la compañía estudia llevar a cabo, como las nuevas cajas refugio que se van a instalar en Andalucía, contribuyan a la cría, apareamiento o invernada de estos animales, así como a la conformación de nuevas colonias.

Las centrales hidroeléctricas pueden jugar un papel importante en la preservación y mejora de las poblaciones de murciélagos, y las compañías que gestionan instalaciones pueden participar en la conservación de especies amenazadas de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios