Nail art

Uñas 'baby boomer': el degradado de la manicura francesa que triunfa este verano

Uñas boomers: el degradado de la manicura francesa que triunfa este verano Uñas boomers: el degradado de la manicura francesa que triunfa este verano

Uñas boomers: el degradado de la manicura francesa que triunfa este verano

Un buen look no está completo si no se tienen en cuenta todos los detalles. Un buen vestido, un peinado a la última moda o unos zapatos espectaculares no lucirán de la misma manera que si hemos tenido en cuenta el resto de nuestros complementos.

Es el caso de la manicura. Las uñas están de moda, incluso antes de que Rosalía mostrara a todo el mundo el nail art llevado al extremo y lo copiaran miles de seguidoras. Primero fue la manicura francesa, luego las de porcelana, las permanentes o brillantes. Uñas largas con todo tipo de complementos, cortas de intenso rojo o incluso con joyas, todo está permitido siempre que esté hecho por profesionales y con buen gusto. 

Base natural con dibujos o pegatinas. Base natural con dibujos o pegatinas.

Base natural con dibujos o pegatinas. / Archivo

Para este verano, no obstante, la tendencia es otra: si te gustan las manicuras sencillas y elegantes estás de suerte porque llegan las baby boomers. Se trata de una manicura francesa moderna que combina tres colores para conseguir un efecto degradado entre el rosa y el blanco de la uña. Una base que permite una gran variedad de diseños si quieres ser más atrevida en alguna ocasión.

Las baby boomers pueden todo tipo de largos, formas (redondas, en pico, cuadradas...) y acabados (mate o brillo), aunque la tendencia es con acrílico de base porque el efecto se exagera más.

Una manicura francesa degradada del rosa al blanco. Una manicura francesa degradada del rosa al blanco.

Una manicura francesa degradada del rosa al blanco. / Archivo

Resultado elegante y atemporal

El secreto del triunfo de este tipo de manicura radica en el degradado o difuminado, de ahí que en Francia se las denomine manicura francesa degradada o french faded. En realidad,lo que se consigue con este nuevo estilo es que la raya marcada de la manicura francesa tradicional desaparezca. 

Para crearlas, la base sigue siendo los tonos rosa y blanco. Comienzan aplicando una capa de rosa en en la parte inferior de la uña, luego una capa de blanco en la superior y después, difuminan ambas con una esponja para que los colores se mezclan gradualmente en la uña. El aspecto final es pulido y natural, nunca pasa de moda.

Más atrevidas

Uñas baby boomer de base con dibujos y glitter. Uñas baby boomer de base con dibujos y glitter.

Uñas baby boomer de base con dibujos y glitter. / Archivo

Después, si quieres para una ocasión especial o para no caer en el aburrimiento, puedes aplicar detalles de nail art con pegatinas de brillantes, pintar una uña de otro color o añadir glitter para conseguir una versión fantasía.

Los profesionales propone para este verano realizarlas combinando el rosa nude con colores vivos, bien sea usando el mismo tono en todas las uñas o uno diferente en cada una. El límite lo pone tu imaginación.

Manicura francesa degradada con aplicaciones. Manicura francesa degradada con aplicaciones.

Manicura francesa degradada con aplicaciones. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios