ceuta

El Obispado restituye como vicario de Ceuta al párroco dimitido

  • Había sido amonestado tras dejar que una deidad hindú visitara a la Virgen de África

Comentarios 3

El Obispado de Cádiz ha asumido la "complejidad de las circunstancias" que el pasado 27 de agosto rodearon la entrada de la Comunidad Hindú de Ceuta con una de sus deidades, Ganesh, en el Santuario de la Virgen de África de dicha localidad y ha "confirmado" como vicario de la ciudad autónoma y párroco de ese templo a Juan José Mateos, que había dimitido tras ser "amonestado" por un hecho que la Diócesis reprobó duramente.

En un comunicado a los medios, el propio Mateos agradeció a los ceutíes "vuestro apoyo, vuestras oraciones y vuestras muestras de cariño en estos días" y comunicó que el obispo, monseñor Rafael Zornoza, le ha ratificado en su "responsabilidad" tras una conversación "cordial". El vicario dijo sentirse "dolido" y rechazó que "a veces" las manifestaciones de apoyo hacia su persona hayan ido unidas de "rechazo a la Iglesia o a nuestro obispo", a quien agradeció "sus muestras de cariño y confianza". "Manifiesto mi compromiso de seguir sirviendo al Señor y a la Iglesia con la ayuda de la gracia y seguiré aquí entre vosotros al servicio de la Iglesia de Dios".

Mateos volvió a asumir "toda la responsabilidad" por "los hechos acaecidos", por los que pidió "perdón", pero reiteró su "cariño" y "cercanía" a la Comunidad Hindú de Ceuta, "con la que siempre he mantenido una cordial relación y con la que quiero seguir manteniendo lazos de amistad para contribuir a la buena convivencia y armonía en nuestra ciudad".

El párroco alegó que el Obispado no reprobó "de ningún modo" las "legítimas tradiciones hinduistas" y no faltó el respeto "ni a sus integrantes ni a sus creencias". "Hemos de comprender que la buena relación entre las distintas religiones parte del respeto mutuo y la aceptación de que cada uno tiene sus normas y su propia identidad", puntualizó tras renovar su "promesa sacerdotal de obediencia y respeto a mi obispo".

El Obispado confirmó en declaraciones a Europa Press que Mateos seguirá como vicario de la ciudad autónoma y rechazó hacer más comentarios al respecto.

Para el Obispado de Cádiz "la aceptación en el interior del Santuario de la Patrona de Ceuta de miembros de la Comunidad Hindú portando imágenes de una de las divinidades por ellos venerada "estuvo mal" y fue "un hecho reprobable que no se debió consentir". Su postura recibió el rechazo de los hindúes de la ciudad, que llevaban ocho años repitiendo visita a la Virgen de África con Ganesh para mostrarle "respeto, fe y devoción", así como la de la inmensa mayoría de la sociedad ceutí, con la que se alineó el Gobierno autonómico que preside Juan Vivas destacando que no es "positivo" contribuir a crear "compartimentos estancos" entre religiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios