La pelea de Youtube, de mano en mano

El Cuerpo Nacional de Policía busca a los agredidos en Almería para que denuncien los hechos porque, al no existir acusación ni parte de lesiones, la tarea de localizar a los culpables es más complicada

Ana Lozano / Granada | Actualizado 29.01.2011 - 01:00
zoom

Lugar donde ocurrió la agresión.

Share
La investigación de la paliza que un grupo de jóvenes propinó a otro a la salida de una discoteca la madrugada del domingo 24 tiene varios frentes abiertos. Por una parte, la Fiscalía y la Policía Nacional investigan el caso desde el pasado lunes 25, cuando el fiscal Superior de Andalucía solicitó a la Unidad de Policía Judicial un informe ante la gran expectación que el vídeo de los hechos había provocado en internet la tarde anterior. Ese mismo día, Rafael Alba, el ciudadano que grabó la agresión y la hizo pública, presentó una denuncia en el Juzgado de Guardia de la capital y posteriormente otra con los nombres de los supuestos agresores identificados por usuarios de las redes sociales de internet. Alba aseguraba que actuaba "porque el Estado no intervenía". Pero este hecho logró que, al existir una denuncia, el Ministerio Público no pudiera actuar de oficio, por lo que la responsabilidad de las diligencias previas pasó al juzgado de instrucción correspondiente.

Los agredidos, al parecer residentes en Almería, habían decidido no presentar ninguna denuncia ni habían acudido al hospital para que se les evaluasen las lesiones. Los juzgados de Instrucción 2 y 9, junto a la Fiscalía Provincial de Granada, se encargan ahora de investigar y establecer si se archiva la denuncia de Rafael Alba o se sigue adelante con el proceso.

Según fuentes judiciales, analizando las imágenes del vídeo podría considerarse que existe, por lo menos, "maltrato de obra sin causar lesión", tipificado en el artículo 153 del Código Penal. La misma consideración de "maltrato de obra" se aplica en casos de violencia de género cuando la agredida no quiere presentar denuncia y las fuerzas y cuerpos de seguridad se verían "obligados a actuar de oficio, sea cual sea la posición de la víctima". Sin embargo, sería difícil determinar si se trata de un delito o una falta de lesiones, ya que no existe denuncia, ni parte médico.

Las pesquisas siguen adelante a instancias de la Fiscalía Provincial, gracias al grupo de Homicidios de la Unidad de Policía Judicial, que investiga los casos de lesiones. Fuentes policiales aseguran que la búsqueda se centra ahora en localizar a los agredidos mediante un exhorto a los juzgados de Almería, de donde los testigos aseguran que procedían. En ese escrito se les instará a que presenten una denuncia, ya que al no existir acusación, ni parte de lesiones es difícil obtener más datos útiles para la identificación de los culpables. Identificación que, por otra parte, el grupo de Homicidios está realizando con todas las garantías estipuladas por la Ley.

Esos derechos que cualquier implicado en un proceso judicial recibe, no se respetan en la otra investigación paralela abierta en las redes sociales de Internet, al margen de la que llevan a cabo fuerzas y cuerpos de seguridad y las autoridades judiciales. Los usuarios de diferentes páginas web, como Youtube, Forocoches o Facebook han hecho públicos los nombres de un grupo de amigos, la mayoría naturales de Salobreña, a los que denuncian como autores de la pelea. Sin presunción de inocencia ni juicio previo, muchos usuarios se toman la justicia por su mano y han llegado a escribir en los perfiles de los supuestos autores insultos e incluso amenazas de muerte.

En este punto se cruzaron ambas investigaciones la oficial y la "ciudadana", al traspasar esta última los límites de la legalidad. El martes 26, a raíz de un decreto emitido por de la Fiscalía Superior de Andalucía, el fiscal de coordinador Menores en Andalucía, Rogelio Muñoz Oya, se ve obligado a intervenir para investigar la publicación en estas redes de los datos de una menor de edad, a la que acusaban de ser partícipe en la agresión. En concreto, la habían identificado como "la chica que golpeaba al agredido en la cabeza con el tacón de aguja", mientras éste estaba tumbado en el suelo. Tanto sus datos personales comos sus fotografías estaban siendo difundidas a través de la red, según denunció ante la Guardia Civil de Salobreña la madre de la menor. El Grupo de Menores de la Policía Judicial (GRUME) es quien valora en estos momentos el caso de las diligencias de protección abiertas en relación a esta menor. Este mismo grupo será el que se encargue del expediente de menores en el caso de que se confirme que la joven es la agresora que aparece en el vídeo.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

José Luis Delgado

Pie de foto

El primer amor de Carlos V

Cuando vino a Granada a pasar su luna de miel ya era padre de una niña habida con su abuelastra Compartió con su abuelo Fernando el Católico el placer de una misma dama

PUBLICIDAD