'Todos somos la Alhambra' presiona contra el sistema de entradas nominativo

  • Piden un nuevo marco de negociación

  • El Patronato insiste en que el modelo se adopta por motivos de seguridad y para evitar reventa

Entrar en la Alhambra en el anonimato o enseñando el DNI. Este es el punto de discordia sobre el nuevo modelo implantado por el Patronato del monumento que extiende las entradas nominativas a los grupos organizados. "Nadie en el mundo puede saber a día de hoy si tendrá entradas para la Alhambra el próximo 1 de abril". Es la denuncia de la plataforma Todos somos la Alhambra, integrada por profesionales del sector turístico y de la hostelería, que ayer hizo público un comunicado en el que, tras calificar de "incongruente" el nuevo sistema de venta de entradas del Patronato del monumento nazarí, pide un nuevo marco de negociación con el sector para poner en marcha un nuevo modelo que "evite la reventa, facilite la gestión de grupos e impulse el desarrollo de un turismo sostenible".

El comunicado de la plataforma llega después de que el Patronato de la Alhambra y el Genralife tomara la decisión de extender el modelo de entradas nominativas -que se implantaron el pasado mes de octubre para los visitantes individuales- al turismo organizado, lo que en la práctica supone identificar a los usuarios que accedan al monumento vinculando cada entrada con el DNI de su portador. Con esta medida, adoptada por motivos de seguridad, según defiende el director del Patronato, Reynaldo Fernández, se pretende además acotar los comportamientos irregulares que han venido detectándose entre algunos operadores, que se dedican a revender los tickets que le son asignados a otras agencias por un precio que puede triplicar el original. "Es un acuerdo dialogado entre instituciones y empresarios y, de hecho, nuestra primera propuesta era la de identificar a los visitantes con tres meses de antelación, plazo que se ha rebajado a tres días a petición de los agentes turísticos", señala Fernández, que defiende el nuevo modelo que 'entierra' las entradas anónimas "para velar por la seguridad y el buen funcionamiento".

"Nadie en el mundo sabe si tendrá entrada a la Alhambra el próximo 1 de abril"José Manuel RechePortavoz de la plataforma

Por su parte, el portavoz de la plataforma Todos somos la Alhambra, José Manuel Reche, calificó de "imposición" el nuevo modelo de entrada al monumento que fue acordado el pasado 2 de febrero en una mesa técnica integrada por instituciones, agentes turísticos y empresarios. En este punto, calculó que se perderán una media de 6.000 minutos al día en comprobar la documentación de cada turista, "algo inabarcable tanto para los agentes y operadores turísticos como para la seguridad del recinto".

Y aunque desde la plataforma no se pone en cuestión el tope de visitantes anuales al monumento en algo más de 2,7 millones de turistas, denunció que los estrictos controles de aforo, que establecen un máximo de 300 visitantes cada hora de los Palacios Nazaríes, "no garantizan la protección del patrimonio", para lo que piden una vigilancia efectiva "con personal suficiente" para asegurar que se cumplen las normas básicas de comportamiento. En este sentido, José Manuel Reche aseguró que la plataforma posee "abundante documentación" que certifica que durante largos espacios de tiempo, y en temporada alta, "los palacios están prácticamente vacíos", mientras que "centenares de visitantes individuales o de grupos no consiguen encontrar una entrada con el cartel de un ficticio overbooking".

En este contexto, la plataforma Todos somos la Alhambra llama a la creación de un foro abierto de diálogo y cooperación permanente entre las diversas administraciones implicadas, los profesionales del sector y los expertos en patrimonio, para adoptar todas las medidas que sirvan para compaginar la conservación del patrimonio y el desarrollo de un turismo "verdaderamente sostenible". Y entre sus propuestas, la plataforma destaca la ampliación de horarios, la diversificación del tipo de visitas y la adecuación de los porcentajes de entradas a la estacionalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios