La Alhambra se refuerza como "mecenas" con la recuperación de Torres Bermejas

  • La primera fase de la intervención que lleva a cabo el Patronato cuenta con un presupuesto de 1,8 millones

  • Ya se han hallado estructuras originales del siglo XIII y 'grafitis' del siglo XVI

El proceso de 'acicalamiento' de Torres Bermejas, que se inició en octubre del año pasado con una primera fase de consolidación e investigación que se prolongará hasta marzo de 2019, es largo, complejo, y a la vista de los resultados de estos tres primeros meses de obras, muy revelador. Los trabajos, en los que la Alhambra invertirá 1.380.000 euros de recursos propios, se están desarrollando por primera vez de manera global con metodología científica desde el punto de vista arqueológico, lo que ya ha permitido recuperar estructuras originales del edificio -mandado a construir en el siglo XIII por el sultán Muhammad I, fundador de la dinastía nazarí- y hallar unos 'grafitis' incisos en las paredes de la Torre del Homenaje que datan del siglo XVI.

Esta primera fase de la restauración del emblemático enclave, dirigida por el arquitecto Ángel Rodríguez y ejecutada por la constructora Otero, es un paso decisivo para la recuperación de Torres Bermejas como patrimonio cultural y turístico de la ciudad, el principal objetivo que persigue el Patronato de la Alhambra y el Generalife con la intervención. De momento, no hay un plazo definitivo para la reapertura de Torres Bermejas como espacio de uso cultural. Tras esta primera fase de investigación y consolidación, se desarrollará una fase de investigación en profundidad y posteriormente se llevará a cabo la restauración definitiva para acondicionarla a la visita, que abrirá a la ciudadanía y al turismo un enclave que nunca en su larga historia ha sido accesible para el público. Tras la Reconquista cristiana, Torres Bermejas fue utilizada durante mucho tiempo como cárcel y cuartel militar, antes de incorporarse en 1962 al Patronato de la Alhambra.

Los trabajos tienen como fin la apertura al público por primera vez del emblemático espacio

"Es un proceso largo", confirmó ayer a este periódico el director del Patronato, Reynaldo Fernández, que señaló que "lo importante es que se va a hacer" y que ya está en marcha. De hecho, los granadinos podrán disfrutar de los primeros frutos de la intervención este mismo verano, cuando está previsto que entre en funcionamiento el sistema de iluminación exterior de las tres simbólicas torres.

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, indicó ayer en su visita al espacio que su restauración integral permitirá aportar "nuevos elementos" a la ya rica oferta cultural de Granada, lo que confirma el papel de la Alhambra como "benefactora" y "mecenas" de la ciudad y la provincia.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, aseguró que el de ayer era un día tan "simbólico" como el espacio que visitaban, una "auténtica joya arquitectónica" que el Patronato de la Alhambra incorporará al amplio catálogo patrimonial y cultural de Granada. "Además de poner a disposición este espacio, se va a convertir en una sala de exposiciones y para pequeños formatos de conciertos, dándose así esa singularidad cultural por la que trabajamos de forma coordinada las instituciones".

El consejero destacó la importancia de la rehabilitación de Torres Bermejas desde un punto de vista científico. Los "importantes hallazgos" que está desvelando el estudio de la fortaleza arrojan "nuevas miradas" sobre la Alhambra y su entorno, que permitirán conocer con mayor profundidad todavía el monumento nazarí.

El arqueólogo y director de la obra, Ángel Rodríguez, confirmó que la importancia de esta primera fase de la intervención no viene tanto por sus descubrimientos aislados espectaculares, sino porque se trata de una fortaleza que ha llegado "prácticamente inédita" desde su construcción. "Nos permite entender mucho mejor cómo se produjo esa transición de la ciudad islámica después de la Conquista hasta los primeros años del siglo XVI". El experto indicó que aunque el enclave de Torres Bermejas está envuelto en "cierto misterio" al vincularse con los orígenes de la ciudad, lo cierto es que resulta mucho más importante e interesante como castillo mandado a construir por los Reyes Católicos en los años posteriores a la Reconquista para controlar la ciudad.

Hasta el momento, en estos primeros meses de intervención, los arqueólogos han podido conocer en profundidad las estructuras del propio edificio, descubriendo en la Torre Sur el sistema de almenas original, la bóveda y la puerta original del lado este. También se han encontrado resto de la muralla medieval, de una torre nazarí reformada por los Reyes Católicos y se ha identificado el sistema de unión con la Torre del Homenaje, así como la conexión con la Alcazaba. Además, Rodríguez destacó la aparición de unos dibujos rallados en la pared, una especie de grafitis en los que aparecen castillos y personajes armados, que datan del siglo XVI y narran una historia dirigida a los ocupantes de la guarnición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios