Nuevo eje Palencia-Arabial: La ciudad se mete en obras

  • La capital presentará el proyecto de remodelación el viernes a vecinos y comerciantes

  • La intervención pretende revitalizar una zona muy deteriorada tras años de abandono

En una ciudad sumida en la ruina parece imposible esperar grandes proyectos urbanísticos. La capital necesita intervenciones en distintos puntos pero la debilidad de las arcas municipales y las simultáneas prórrogas del presupuesto a pesar de los llamamientos al consenso han dejado en 'stand by' las grandes intervenciones. Sin embargo, la semana próxima el Ayuntamiento de Granada sacará del cajón la mayor transformación urbana que sufrirá la ciudad tras la remodelación de la Avenida de la Constitución o de las calles por las que discurre el Metro. Se trata de la remodelación del eje Palencia-Arabial. Una obra que pretende transformar absolutamente este tramo de en torno a 3,5 kilómetros de longitud para que sea más atractivo después de haber sufrido diez años de parches y abandono.

Esta obra forma parte de un convenio firmado en octubre de 2014 que implicaba que la Junta de Andalucía asumiría el arreglo de las calles que hubieran resultado dañadas por el Metro. Cuando las obras de este transporte irrumpieron en el Camino de Ronda, el citado eje Palencia-Arabial se convirtió en la principal vía de miles de vehículos que utilizaban este trayecto que conecta con los principales accesos de la Circunvalación a la capital. Se eliminaron aparcamientos, se cortaron aceras para ganar espacio e, incluso, se incorporaron los autobuses urbanos. Todavía hoy los daños causados por las obras son visibles. Un paseo por la calle Arabial muestra el estado lamentable de las aceras y la calzada que, en cierto modo, no se ha reparado para no tirar dinero. La futura intervención integral echaría por tierra el dinero invertido en una modificación previa.

No ha sido fácil consensuar un proyecto que guste a todos y esa ha sido la principal causa de la tardanza. Metro de Granada acordó con el Ayuntamiento que el área de Urbanismo sería el encargado de decidir qué obra quería para la ciudad. Un proyecto que se hará por fases y que debe aprobarse en pleno, pasar el examen de la Agencia de Obra Pública de la Junta y encargada de la licitación.

Finalmente la opción ganadora para este gran eje, según explica el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, consiste en una obra integral en todo el tramo que incorporará una ciclovía que requerirá la modificación de toda la señalética de la zona. Pero además, el nuevo eje Palencia-Arabial se proyecta como un espacio agradable para el paseo con aceras salpicadas de nuevos árboles hipoalergénicos de cara a evitar molestias a los vecinos. También se ha previsto que sean árboles que brinden buena sombra y no requieran de abundante riego para abaratar su mantenimiento. El principal escollo que ha retrasado el proyecto ha sido el debate en torno a la posibilidad de incluir un carril bici. Los comerciantes se opusieron a esta opción que implicaba la eliminación de decenas de aparcamientos. Pero también se mostraron contrarios los grupos de la oposición cuyo voto, además, es decisivo en el pleno para aprobar el proyecto. Finalmente, y aunque no era la opción de los socialistas, se ha optado por esta ciclovía en la que coches y bicis convivirán a con el tráfico pacíficado a treinta kilómetros por hora. Todo, a pesar de que once colegios recogieron firmas para solicitar un carril bici que permita a los niños llegar a clase a dos ruedas. Otro problema vino a cuenta de la falta de topógrafo en el Ayuntamiento. La capital ha tenido que recurrir a las ayudas de la Junta de Andalucía para contratar a uno. También hizo una transferencia de crédito para la máquina necesaria. Así, el equipo de Gobierno lleva más de un año y medio hablando con unos y otros para que el futuro eje que contente a todos y trabajando en el resultado final. "A nivel técnico es un proyecto modélico", destacó Fernández Madrid quien reconoce que las calles en estos momentos están fatal. Al deterioro causado por el tráfico hay que sumar los parches de cemento de las aceras, el borrado de los pasos de cebra o los desniveles provocados por el crecimiento descontrolado de los árboles que han levantado las losetas.

El pasado mes de diciembre el grupo municipal del PP presentó una moción para exigir al PSOE que explique exactamente la actuación. Según detalló el concejal, la semana que viene se dará cumplimiento a la moción. El viernes, el área de Urbanismo enseñará el proyecto a vecinos y comerciantes. También se ha explicado ya a la Federación de Comercio y otras asociaciones. El único escollo está motivado por la pérdida de aparcamientos. Sin embargo, el edil confía en que ese día se llegue a un acuerdo para que el único gran proyecto urbanístico previsto para 2018 junto al de Santa Adela sea una realidad cuanto antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios