El PTS abre una nueva etapa centrada en la ampliación y la proyección internacional

  • El Parque ha generado casi 3.000 empleos, de los que más del 40% son de actividad investigadora

  • La actual fase se da por cerrada con 25 edificios

  • Su crecimiento permitirá ampliar la superficie actual un 50%

El Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS) se enfrenta a un año importante de cambio de ciclo. Este 2018 será el año para cerrar ya definitivamente la actual fase del Parque al estar ya prácticamente agotado el suelo disponible y finalizados todos los trabajos de urbanización del recinto. Y a partir de ahí, pasar al siguiente reto de su particular lista de tareas, que incluye, entre otros, aspectos tan importantes como su ampliación a Ogíjares o seguir desarrollando su internacionalización.

El PTS tiene ya 25 edificios construidos y apenas tres parcelas pendientes de proyecto. De los 25 edificios, dos están sin funcionar pero abrirá en breve: el nuevo centro de empresas, que se espera poner en funcionamiento la parte de la Fundación durante el primer trimestre del año con la apertura de oficinas en alquiler para sedes de empresas; y el Instituto de Flebología, que también está terminando ya su construcción.

El nuevo centro de empresas y el Instituto de Flebología, las nuevas aperturas de 2018

En total, 25 edificios que albergan un centenar de empresas e instituciones que hacen que el Parque se consolide como motor de empleo en la provincia. De hecho, ese fue uno de sus propósitos en su creación, ser polo de crecimiento económico de Granada y tirar del carro del cambio de modelo productivo en la provincia con la llegada de la crisis. Porque de los 12 años que lleva de existencia, diez han sido en tiempos de crisis económica.

Con la apertura de casi todos sus edificios, el PTS cerró 2018 con 2.911 empleos sin contar con el personal del hospital. Casi 3.000 puestos de trabajo creados, lo que supone un 7,5% más en el último año ya que en 2016 había 2.715 trabajadores. El empleo ha ido creciendo progresivamente en el Parque y destaca el año 2005, con apenas 471 trabajadores. En 2008 se pasó por primera vez de los 1.000 y en 2014 se superaron los 2.100 y en 2017 se rozaron los 3.000.

Contando con el personal de los hospitales, la cifra se eleva y da información de los trabajadores que diariamente acuden a trabajar al Parque, una cifra que en 2017 era de 5.561 (2.911 empleos propios y 2.640 del hospital). Eso, sumado a los 3.000 alumnos que cursan sus estudios en las facultades de la UGR y los pacientes que diariamente acuden a citas médicas, hacen que cada día más de 9.000 personas pasen por el Parque Tecnológico de la Salud.

Del empleo creado, el 50,6% son hombres y el 49,4%, mujeres. En cuanto al tipo de empleo, (descontando el personal del hospital), el 41,1% de esos 2.921 empleos se dedica a actividades de investigación y desarrollo (I+D), por lo que se constata que es un parque mucho más científico que tecnológico. Eso hace que lidere la creación de empleo especializado en investigación ya que en el resto de parques tecnológicos no llega al 20%, por lo que duplica la creación de empleo dedicado a la investigación.

En cuanto a espacios, ya se ha terminado también toda la urbanización y el último proyecto de zona verde con la creación del gran parque. Por tanto, este año se puede dar ya por cerrada la actual fase del Parque y centrarse en el futuro. Según explicó a este periódico el gerente de la Fundación, Jesús Quero, es una "satisfacción" haber llegado hasta aquí y ver la posición del Parque respecto a otros recintos y también lo que ha supuesto para Granada en empleo y riqueza. De hecho, destacó la "revalorización" de todo el entorno del Zaidín y Armilla donde está ubicado. Un hecho del que informó este periódico hace unos días situando a esa zona de la ciudad, con el impulso del PTS y del Metro, como la nueva "milla de oro" de Granada. "Ver la gente que viene, que trabaja, que pasea por las zonas verdes... es un orgullo", matizó Quero.

¿Y el futuro por dónde pasa? "Terminada la urbanización, edificación y cambio en la gobernanza del Parque, lo siguiente es la ampliación, intensificar la transferencia del conocimiento y la internacionalización del Parque", argumentó Quero.

En cuanto a la transferencia del conocimiento y la internacionalización, el Parque va a seguir apostando por aumentar y reforzar la relación entre los centros de investigación y las empresas del Parque, además de seguir optando por proyectos europeos de investigación y fondos para llevar a cabo proyectos. De hecho, el Parque está en proyectos europeos como Onconet o Acttivate. Además, se les ha adjudicado una subvención de la Agencia Española de Cooperación Internacional para colaborar con una empresa en un proyecto de telemedicina en Marruecos. Se trata, según Quero, de una subvención de 200.000 euros para desarrollar el proyecto en la región del oriental (zona de Alhucemas y Nador), que quieren entroncar con la Agencia Andaluza para buscar una ampliación de las ayudas y poder desarrollar la iniciativa.

Precisamente en Marruecos se centra principalmente el plan de internacionalización del Parque aprovechando el potencial de la zona y el gran número de médicos, farmacéuticos y profesionales que desarrollan allí su trabajo y están interesados en tener contactos con el Parque.

Tanto la transferencia del conocimiento como la internacionalización ocuparán parte importante de la agenda y la gestión del Parque. Pero hay otro asunto prioritario para el futuro del PTS y que este año toca seguir desarrollando: la ampliación a Ogíjares. El 31 de diciembre finalizó el plazo de alegaciones al Plan General de Ogíjares, aprobado provisionalmente en verano. Una vez que resuelva el Ayuntamiento las alegaciones y las informe, se tiene que llevar el plan a aprobación definitiva y después pasar a la validación de la Junta de Andalucía. Un proceso urbanístico que ha hecho que se retrase la fase de ampliación del Parque, que se decidió en 2007 pensando que para 2010 podría ejecutarse pero que se ha enfrentando a inconvenientes urbanísticos que han afectado al plan general de Ogíjares, que ahora está en fase de solución.

Así, esperan desde el Parque que en 2018 se produzca la aprobación definitiva y que con la nueva legislatura se pueda ya comenzar su ejecución.

La ampliación se realizará en 290.000 metros cuadrados netos y "permitirá garantizar el desarrollo del Parque en los próximos 10 o 15 años". La Fundación tiene ya pensado lo que irá en esa ampliación, que contará con una parte de suelo I+D, otra de suelo más industrial (que tiene unas características de ocupación de la parcela diferentes), una zona residencial (que el plan parcial cifra en unas 300 viviendas) y zona de equipamientos. "En total serán 150.000 metros de edificabilidad, lo que supondrá una ampliación del 50% de la superficie actual", informó Quero. En la urbanización de la nueva fase del PTS está previsto que se invierta unos 25 millones de euros y desde la Fundación garantizan que sigue habiendo interés por ubicarse en el Parque y que acogerá empresas TIC, de biotecnología y empresas de servicios. "Al final de la próxima década seguro que hacemos un balance positivo", pronosticó Quero, quien aseguró que el Parque ha conseguido que Granada sea destino preferente de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios