'UGRQR': accesibilidad en la Universidad a solo un toque de pantalla

  • La UGR presenta una app que permite a los usuarios moverse por dos facultades al margen de sus capacidades físicas, técnicas o cognitivas

La accesibilidad real sigue siendo una de las asignaturas pendientes tanto en el sector público como en el privado por falta de concienciación o por las dificultades de las empresas y las instituciones para afrontar con recursos económicos e innovación el desafío que ello supone. Pese a ello, en los últimos años se está advirtiendo casi una carrera por ponerse al día y velar por los derechos de acceso y participación de todas las personas aspirando a una inclusión plena.

Así lo ha hecho el Grupo Trace gracias al desarrollo del innovador Proyecto DESAM. En una iniciativa de ayuda a los estudiantes de la Universidad de Granada y a sus trabajadores, el grupo ha elaborado una app llamada UGRQR. La herramienta nació gracias a una iniciativa dirigida por Cristina Álvarez, especializada en Traducción audiovisual y accesibilidad, y María José Rodríguez Fortes, en colaboración con el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UGR. La app ofrece un sistema basado en códigos QR que permiten conocer el interior y el entorno de la Facultad de Traducción e Interpretación y de los dos edificios que conforman la Facultad de Ingenierías Informáticas y de Telecomunicación, para que tanto los estudiantes como los funcionarios puedan moverse por ellas independientemente y con facilidad.

La herramienta ofrece un sistema de códigos que permite incorporar la audiodescripción y la Lengua de Signos Española (LSE), todo ello explicado en seis idiomas: español, francés, italiano, inglés, alemán y árabe. La iniciativa es, en palabras del decano de la UGR, Enrique Quero, "un proyecto de innovación docente y, por excelencia, inclusivo". Todo ello, según constató ayer, "con énfasis y empleando materiales muy modestos pero logrando unos resultados satisfactorios".

La formación de UGRQR supone un paso más de evolución y mejora respecto a otras app puestas en marcha por la UGR -en concreto la institucional impulsada con el Santander-, que no han terminado de convencer a la comunidad y que provocaron incluso una recogida de firmas y protestas entre los estudiantes.

Sobre el nuevo proyecto, Cristina Álvarez recalcó ayer que "esta plataforma va a ser un punto de acceso y vía de unión", donde surgirán nuevos perfiles profesionales como el de audiodescriptor. También se ha colaborado con personas con discapacidad y con alumnos de informática para convertir los edificios en metas, aportando recursos para personas con discapacidad y textos multilingües académico-turistas. De cara al futuro se encuentran trabajando en el Proyecto Citra en colaboración con el museo CajaGranada para que la inclusión sea definitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios