La acusación popular "ultima" su calificación en el caso Romanones

  • La Audiencia anuncia que le concedería ampliar el plazo, pero Prodeni no lo va a solicitar

La acusación popular que ejerce la Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) en el caso Romanones está "ultimando" su escrito de conclusiones provisionales contra el padre Román M.V.C., el sacerdote acusado de abusar sexualmente de un joven, 'Daniel ' (nombre ficticio), siendo menor de edad.

En declaraciones a este diario, el presidente y abogado de Prodeni, Juan Pedro Oliver, anunció ayer que no va a hacer uso de la ampliación del plazo que la Audiencia de Granada ha anunciado que le concedería en caso de solicitarla. La intención de esta parte es presentar su escrito de acusación "antes de que finalice la semana", dado que el plazo -sin la ampliación- "vence el lunes".

Oliver indicó que Prodeni no considera necesario más tiempo para calificar, ya que, después de lo instruido, disponen de "datos suficientes" para formular los cargos contra el religioso, que, antes de ser suspendido de sus funciones sacerdotales, era párroco de la iglesia San Juan María de Vianney, sita en el Zaidín.

En su providencia, fechada el pasado 14 de julio y a la que ha tenido acceso Granada Hoy, la Sección Segunda del Tribunal Provincial comunica a las partes haber recibido el escrito de la acusación particular que ejerce la supuesta víctima. Esta acusa al cura de tres delitos de abuso sexual y reclama 26 años de prisión, así como una indemnización de 50.000 euros.

En la referida providencia, la Audiencia acuerda que ahora "pase la causa" a la acusación popular, que será la siguiente en determinar qué posibles delitos aprecia en los hechos denunciados por 'Daniel', así como las penas a reclamar.

Los últimos serán el Arzobispado de Granada, que está considerado responsable civil subsidiario en la causa y que deberá limitar su escrito a esa condición, y la defensa del padre Román, que está representado por el abogado Javier Muriel Navarrete. Este siempre ha defendido la inocencia de su cliente y ha anunciado que pedirá su libre absolución, así como la expresa condena en costas de la acusación particular por su "mala fe" procesal.

En su escrito de conclusiones provisionales, el abogado de 'Daniel', Jorge Aguilera, consideró que los hechos integraban tres delitos de abuso sexual. El primero de ellos, con carácter continuado y con acceso carnal por introducción de dedo, y los dos segundos por supuestas penetraciones con el miembro viril. Por el primero solicita 10 años de prisión, mientras que por cada uno de los otros ilícitos pide 8 años.

Por su parte, el fiscal del caso, Francisco Hernández, pide 9 años de prisión, al considerar al religioso autor de un delito de abuso sexual continuado con acceso carnal por la introducción de dedo.

Los supuestos hechos ocurrieron entre 2004 y 2007, cuando el denunciante, que hoy tiene 26 años, era menor de edad. El joven denunció en 2014 los supuestos abusos en una carta que remitió al papa Francisco, así como ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que acabó remitiendo el asunto a la Fiscalía Provincial. La denuncia del Ministerio Público provocó que el juez Antonio Moreno (titular de instrucción 4) iniciara la investigación, en la que inicialmente había doce investigados: diez curas y dos laicos. Finalmente, sólo fue procesado el padre Román, al declararse prescritos los delitos que se les imputaba al resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios