Granada

El bloqueo de Urbanismo paraliza inversiones de más de 40 millones

El Ayuntamiento de Granada llevará pleno una nueva Ordenanza de Licencias la próxima semana. El Ayuntamiento de Granada llevará pleno una nueva Ordenanza de Licencias la próxima semana.

El Ayuntamiento de Granada llevará pleno una nueva Ordenanza de Licencias la próxima semana. / g. h.

Comentarios 2

Asier Ocón durmió ayer esta semana por primera vez en su nueva vivienda. Por fin pudo cerrar los ojos en su cama y descansar tranquilo tras siete meses de espera para recibir las llaves de su nuevo piso. En los últimos meses había alertado por las redes sociales al Ayuntamiento de Granada de que el edificio en que había comprado su nuevo hogar no lograba obtener la licencia de primera ocupación. Una situación que, según denunciaron ayer desde la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Granada, se repite con demasiada frecuencia.

A nadie se le escapa que el área de Urbanismo ha visto vibrar sus cimientos en los últimos dos años tras el estallido de la operación Nazarí. Hay quien, como Ocón, achacan esta lentitud en el área a la disparidad de opiniones en la gestión del PP y del PSOE. Sin embargo, los constructores apuntan directamente a la lentitud general que entraña cada procedimiento. Según explica el presidente de la ACP, éstos pueden "dormir" en las estanterías del área entre seis y ocho meses. El tiempo que tardan aproximadamente los técnicos en abrir las carpetas con los documentos según denuncia esta asociación. A partir de ahí se inicia un auténtico periplo que dura otros tantos meses más. Eso, a pesar de que la demanda de viviendas se ha incrementado en Granada en los últimos tiempos. Hay, según Cañavate, ganas de construir pero sobre todo de rehabilitar un casco histórico que se cae y que, frente a lo que se piensa, tiene a una serie de empresarios detrás con ganas de adecentar las edificaciones con fines de vivienda o apartamentos turísticos. Un interés que, por el contrario, no ha aumentado las intervenciones debido al "incomprensible atasco" que presenta una solicitud en el área de Urbanismo".

Esto no sólo afecta a los proyectos que se encuentran paralizados y que, según la ACP, están valorados en torno a los 40 millones de euros. También evita la creación de 1.500 puestos de trabajo y que el Ayuntamiento de Granada deje de ingresar en torno a 3,3 millones de euros. Se está frenando la apertura de hoteles, concesionarios, la construcción de vivienda nueva o la rehabilitaciones. "El Ayuntamiento asegura que en 2017 se atendieron 8.700 licencias, sin embargo la mayoría fueron para licencias de obra menor que se resuelven con una declaración responsable. En zonas protegidas como el Centro o el Albaicín esta licencia es insuficiente para actuar", recordó Cañavate.

Ante esta situación, la ACP solicita que se tomen las medidas necesarias para que las licencias de obra comiencen a estudiarse en un plazo razonable de dos o tres semanas desde su presentación para poder otorgarse en un plazo máximo inferior a tres meses con todos los requerimientos resueltos". En este sentido, agregan que el sector es consciente de la "complicada situación económica municipal" pero parece razonable priorizar aquellas actividades que son generadoras de empleo y al mismo tiempo provocan ingresos en las arcas municipales", agregaron.

En este sentido presentaron una estimación de impuestos y tasas municipales bloqueadas que suman 3.300.000 euros entre tasas de licencia (500.000 euros), impuesto ICIO (1.60.000.000), plusvalías (500.000), tasa de primera ocupación (500.000) e IBI (200.000). A todo ello hay que sumar situaciones de "inseguridad jurídica" para los promotores ante el retraso en el otorgamiento de las licencias de primera ocupación con muchas familias perjudicadas". "La lentitud y el bloqueo está provocando la fuga de inversiones ante el riesgo y coste económico que los plazos suponen".

El Ayuntamiento de Granada tiene previsto aprobar en el próximo pleno una nueva Ordenanza Reguladora del Régimen de Autorizaciones Urbanísticas y Actividades que tiene como objetivo dar mayor seguridad jurídica y agilidad. El problema es que los propios constructores y promotores consideran que será ineficaz en la medida en que los funcionarios del Ayuntamiento sigan sin dar a basto para sacar adelante todos los expedientes que entran.

El concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid discrepa con esta denuncia. "Desde el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada creemos que la Asociación de Promotores y Constructores se equivoca de estrategia. El trabajo no consiste en atacar al Ayuntamiento y mucho menos al área de Licencias que está haciendo un trabajo excepcional y así lo avalan los datos", destacó el concejal quien destacó que en 2017 se tramitaron 9.000 licencias y se contestaron 8.700 licencias con datos de licencias de obra mayor en 201 expedientes y de primera ocupación 332.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios