La capital presentará este mes la nueva flota de microbuses

  • Serán ocho para mejorar las líneas que recorren los barrios Sacromonte, Realejo o Albaicín

Los conductores de Alhambra bus están de huelga para mejorar sus condiciones laborales. Los conductores de Alhambra bus están de huelga para mejorar sus condiciones laborales.

Los conductores de Alhambra bus están de huelga para mejorar sus condiciones laborales. / g. h.

Salta a la vista. Los microbuses que conectan el centro con los barrios más históricos -Sacromonte, Realejo o Albaicín- están obsoletos. Tanto es así que el Ayuntamiento ha decidido renovar la flota a pesar de las dificultades económicas y la deuda que la capital mantiene con Rober, que asciende ya a 18 millones de euros (17 heredados de la gestión popular).

Así, según explica la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, en las próximas semanas el Ayuntamiento recibirá un total de ocho nuevos microbuses que mejorarán la calidad del servicio en estas zonas donde las cuestas son abundantes. "Están pendientes de rotulación pero yo espero presentarlos lo antes posible", detalló Ruz, quien prefirió no dar más detalles sobre cómo son.

Precisamente en estos barrios es donde la capital tiene mayor dificultad para mejorar el sistema de autobuses. La estrechez de las calles y su propia configuración no ayudan a adoptar soluciones eficaces que contenten a todos los usuarios de vías como la Carrera del Darro: peatones, ciclistas, microbuses de Rober, de autobuses de las zambras, taxis y vehículos de turistas. Los vecinos han solicitado en innumerables ocasiones una serie de modificaciones para mejorar la movilidad y, por tanto, su calidad de vida. De las soluciones que se adopten depende en cierto modo que el distrito siga estando vivo. La tarea, tal y como reconoce la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, es difícil: "Tenemos pendiente una regulación y planificación de todo el Albaicín pero las soluciones son muy complicadas. Hay que buscar un equilibrio entre las demandas vecinales y turísticas", detalla la edil, que avanza que una vez finalice la reordenación del Realejo comenzará la del Albaicín con la convocatoria del Observatorio de la Movilidad.

Entre las demandas solicitadas por las distintas asociaciones de vecinos destaca permitir el paso a ciertas horas a los residentes por la Carrera del Darro, reordenar el paso de taxis, microbuses que van a las zambras del Sacromonte o eliminar el paso del tren de la Alhambra. Con anterioridad ya solicitaron el regreso de las líneas C1 y C2 todos los días de la semana por la Carrera del Darro que, finalmente, en diciembre de 2015, se hizo realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios